Cosas raras que te pasan durante el embarazo (II)

2º y 3er trimestres: adaptación al nuevo cuerpo y a la nueva vida.

Hace tiempo que no escribo, estoy metida en oposiciones y el cansancio de no dormir bien, trabajar y alguna que otra migraña me ha impedido poner uno de mis rincones favoritos al día: mi blog. No abandonaré esto pero si es posible que todo vaya a otro ritmo pero cualquier sugerencia, idea, opinión o pregunta, cómo siempre al email thesweetwordss@gmail.com o vía Instagram.

Ahora si, actualizo mi situación: me encuentro en la 32 semana de embarazo, más gorda, más cansada y más feliz que en mucho tiempo atrás pero más encerrada que nunca en mi misma. No sé si es por las ganas de vivir esto intensamente o porque ando tan cansada que me agota la auto queja, con sinceridad creo que por ambas juntas y a la vez.

El segundo trimestre de embarazo empezó tardía pero satisfactoriamente, me explico: yo llamo segundo trimestre a la desaparición por fin de las náuseas y los mareos, esto ocurrió ya en el cuarto mes avanzando. Por fin, me sentía feliz y risueña pero la vida se quiso llevar al ser que más quería del planeta, en quien más creía y más paz me daba, mi yayo, mi abuelo. Todo se me ennegreció, solo pensaba que no podría conocer a mi bebé, ni mi bebé a él. En los últimos meses, luche y me pelee con diestro y siniestro para que él tuviera todo lo posible y nunca pensé en mí cuando él ya no estuviera, como quedaría mi alma después de todo aquello.

Pasaban los días, la vida sigue sin pedir permiso y mi cuerpo también. En el quinto mes supimos que nos venía una nena(él me lo dijo en el hospital). No había rastro de náuseas, ni mareos, mi abdomen empezaba a sobresalir y mis pechos ya no cabían en mis antiguos sujetadores, así que empecé a ir de compras y poco a poco todo fue avanzando.

En el sexto mes empezamos las clases pre parto con un grupo ya empezado, cosas de la mala administración y de estar mega embarazada en agosto, mes inhábil por excelencia. El primer día todo fue sangre, cacas y destrozos en el más grande sentido que te puedes imaginar, Mister A(mi pareja y papá de la criatura) le faltaban piernas para salir corriendo y con razón, las casi parturientas sólo hacían preguntas escatologicas, gores y surrealistas invadidas por el miedo y el resto escuchábamos bajo el estupor e inocencia de las novatas y porqué no decirlo, el “sin miedo” de que aún nos quedaba mucho. Las siguientes clases fueron mejor, incluso te sientes arropada, quien más y quien menos tiene tus mismos miedo y agobios, de tu situación, de tu nuevo mundo en pareja y sobretodo y aunque parezca mentira: de la sociedad frente tu situación( tu que después de una adolescencia, una movida y aprendida juventud sabías quien eras, habías trabajado en tu yo en sociedad todo se trastoca cuando sin pedirlo te ponen la L de mami novata, que lo soy o lo seré(espero) pero es que hay maneras y maneras de decir las cosas pero eso ya es otro post)

A mediados de julio inauguramos mes séptimo junto al calor y las noches de insomnio, mi vecina de 80 años se muere de pena por mis penosas condiciones y cada vez que nos topamos me recuerda la locura que es estar embarazada en verano. No se cuantas veces le dicho ya a mister A que la próxima vez lo calculamos y entre sudores, lloros y risas van pasando los días.

Ahora por fin estoy de vacaciones y he empezado a estudiar de nuevo, hacia semanas que mi cuerpo no llegaba a todo. Rozo el mes octavo o no sé muy bien como calcularlo ya: 32 entre 4 semanas al mes, nos dan ocho meses pero aún me quedan casi dos… calcula(ahora es cuando te explota la cabeza jajajaja) yo no sé si a causa de esto llevo unos días con migraña…

Seguiremos contando…

Preguntillas que me han ido haciendo y enviando:

Sueño, cuidados y aprendizajes: no quiero hacerme muy intensa porque no soy una entendida en el tema, así que como siempre digo: es mi opinión, lo que a mi me funciona(qué sino me funciona busco alternativas) pero a ti te puede funcionar a la inversa. 🤷🏽‍♀️

Sueño, lo llevo bastante mal, no por nada en concreto porqué estoy en un momento feliz y bastante tranquila así que después de hablarlo mucho con mi gine y comadrona nos hemos dado cuenta que es causa de las hormonas, no monto en cólera casi nunca pero me revoluciono por las noches, me suelo despertar sobre las 4h y me cuesta dormir hasta las 6- 6:30h. Así que paciencia y valerianas que hay mucha embarazada que no duerme en 9 meses, ni después.

Cuidados, los que puedo y me apetecen. Cuerpo sólo utilizo aceites en seco a poder ser naturales y en general: comida, ejercicio, etc: lo que me pide el cuerpo, a veces es una lucha entre sofá y salir a pasear porque odio ponerme ropa con este calor pero hago balanza de lo que es bueno y me empujo a salir.

Aprendizajes: como la mayoría aprendo de lo qué realmente me interesa, no de los sermones en general, así que pregunto cuando creo que me pueden ayudar y sobretodo leo y veo vídeos de gente profesional, todo enfocado en la disciplina positiva, ya no para mi futuro bebé sino para la vida en general. Totalmente recomendable.

Así que poco más, ya sabéis dónde me tenéis, sobretodo vía Instagram @thesweetwords_l.a y feliz(lo que queda) de verano.

Thesweetwords Thesweetwords EmbarazadaPregnantPareja

Anuncios

♥️EN ESTA CASA SÓLO SE BESA SI SE DESEA♥️

Hoy he vivido la (para mí) la patética situación de: niño siendo obligado a besar o abrazar y me he sentido mal, incómoda y porque no decirlo: un poco asqueada. Los besos y los abrazos sobretodo para los niños son gestos de afecto y tienen que ser auténticos, no hay que forzar las emociones ni a nuestros pequeños ni a nadie, hay que respetar el carácter de cada ser y no transmitir una idea errónea de nuestro cuerpo, ¿desde cuando para complacer a los demás debe ofrecerse afecto físico? Si no sale, NO. No quiero ser grosera, pues saludar con dos besos entre adultos conocidos es socialmente normal(incluso si me sale soy la primera besucona con quien quiero)pero lo siento NO OBLIGATORIO. Sinceridad y respeto. #besos #textos #niños #aprendiendo #blogger

Conversaciones de preñi

Estar embarazada es una novedad en todos los sentidos, ya no solo por todo lo que soporta tu cuerpo, las nuevas experiencias y sensaciones sino hoy quiero hablar del cambio en las relaciones sociales, yo las llamo relaciones preñiciales. Ahora ya el 80 por ciento de todas mis conversaciones son del embarazo y maternidad, como es normal supongo dadas mis nuevas formas. Todo el mundo que se me acerca tiene algo que preguntar o explicar sobre el embarazo o ser papás. Tengo que admitir que en este momento que me encuentro casi a la perfección lo recibo con gran amor y entusiasmo pero cuando aún seguía vomitando, nauseando y mareando me costaba más. En general las personas suelen ser graciosas y súper generosas con sus historias, incluso en ocasiones demasiado espléndidos diría yo, entiendo que es una experiencia única y aunque a veces parecemos los humanos cortados por el mismo patrón, en las intimidades somos más únicos que nunca y cada uno lo vive como puede, sabe y sobretodo es.

Pregnant

Ya solo con casi 5 meses de gestación tengo anécdotas de todos los colores, la mayoría muy agradables incluso explicándote partos sangriento y doloroso, siempre les sale la coletilla de “cariño eso a ti no te tiene porqué pasar”. Esta la confidente más ligera: “yo tuve un parto rápido y sin darme cuenta, como un estornudo” aún sin ser tan fácil “yo estuve dos dias pariendo pero en el hospital se portaron genial”, hay otras más explícitas, en este caso que ahora recuerdo más explícito: ” Bla, Bla, Bla sangre, caca, gritos y más caca”

Como digo, en la mayoría de gente ves su personalidad reflejada en su maternidad y paternidad, el/la nervioso le supera todo y te lo traspasa un poco, el/la relajado flota y acabas flotando, él/la quisquillos@ nada acaba bien nunca, el/la sonriente todo lo vive con optimismo y yo me pregunto a veces, ¿cómo seré yo? Soy consciente que no se puede aprender y mucho menos juzgar con una conversación, todos somos muchas cosas, todos somos un poco nerviosos o mucho, un poco quisquillosos e incluso felices en mayor o menor grado y sé que todo dependerá de mi época en la vida, incluso habrá días mejores y otros peor, la vida es variable según infinitos factores, así que, ¿qué cómo seré yo? Ya me veréis espero…

PregnantHace un mes. Embarazada de 16 semanas.

Quiero acabar diciendo que me encanta la forma que lo vive o lo ha vivido la gente, me quedo embobada escuchando, ya que sucediera lo que sucediera el 99% de la gente te dice: “es lo mejor que me ha pasado en la vida”.

………………………………

P.D- os estaréis preguntando, ¿y el O,1 que no dice “es lo mejor que me ha pasado en la vida”? Pues es que siempre hay excepciones, hay que respetarlo y añado que seguramente ese porcentaje sería más alto pero supongo que ya no sé acercan a mí a felicitarme.

Un besazo y hasta la semana que viene!!

En barquito

El sábado falté a mi cita Blogger porque me pilló en alta mar. Nunca había echo vacaciones fuera de agosto y me ha resultado increíble, primero alucinada por la cantidad de gente que también estaba de vacaciones, me dedico a investigar como vivir plenamente y feliz para poderlo transmitir y nunca me había planteado que la felicidad era eso: no solo tiempo para mí sino días para mi, sin mirar relojes, sin obligaciones, ni culpabilidades. No digo que la felicidad esté en las vacaciones y mucho menos en el “me la suda todo” pero si en apreciar mi tiempo y disfrutar de él. Segundo, he alucinado con el modo barquito. No soy de juzgar o al menos eso intento pero nunca me hubiera puesto la etiqueta de crucerista y no puedo estar más equivocada, uno: por poner o no poner etiquetas, ¿quien soy yo para hacer eso? ni siquiera a mi, creo mas en la evolución y el aprendizaje que con las etiquetas de “eres así” y dos: porque ha sido genial, quizás falta tiempo para saborear los destinos pero una semana, cinco destinos más la comodidad del hotel flotante, me declaro crucerista, mochilera, visitante y todo lo que sea por vivir, vivir experiencias.

Vivir

Salimos de casa con una maleta bien apretada, algún que otro nervio pero con la chulería que salíamos de nuestra ciudad. Pronto esa chulería desapareció para imponerse la impaciencia, ¿como puede ser que vea el barco casi desde mi casa y no sea capaz de acceder a él? Pues con la ingenuidad del turista tuvimos que preguntar a un señor que vendía viajes de costa cruceros aunque íbamos con pullmantur, yo desconfiada le miraba de lado, cual emoticono, pero mi desconfianza fue gratuita, nos mandó a un bus que por el módico precio de 3€ por cabeza, te lleva a dos quilómetro en las entraña del puerto y que nos dejó delante del buque de 14 plantas, <aix dios que chiquita soy>. Ah! Y gracias señor de costa, ahí entendí lo de la “felixita al cuadrado”.

Esperaba una cola eterna de jubilados , japoneses y algún que otro Americano afortunado de hacer vacaciones en mayo y no fue así, había familias de todo tipo: jóvenes, no tan jóvenes, con hijos, sin ellos, muchas parejas de todas las edades posibles y muchos, muchos chicos de colonias. Madre mía, yo con 14 años había ido a casas de colonias que ni recuerdo los lugares pero si las actividades odiosas que exponían todas mis inseguridades a flote: como dormir con mucha gente, los deportes de equipo(para los patos solitarios es una tortura) y sobretodo ese engañoso colacao que eran Nescuik, ¡que asco y qué insulto para los de colacao!, NO, NO ES LOS MISMO, ¡ah! y nutella no es nocilla, NO LO ES. Perdonar que me enciendo.. pues eso, allí estaban unos 50 padres llorosos, aún no sé si de tristeza o alegría , despidiendo a sus cachorros llenitos de hormonas.

Sólo subir ya nos habíamos perdido, el barco tiene el mérito de hacerte sentir como pulpo en un garaje, es más fácil perderte que marearte y ya es decir, para lo segundo muchos llevábamos medicamentos o pulseras anti mareo pero para lo primero no hay remedio: los lavabos se mueven de sitio, las plantas y tú cabina también. Asúmelo ya antes de salir, así ya algo que tienes hecho.

Solo subir ya engordamos dos quilos, no nos permitían ir aún al camarote y te dirigen directamente al bufete, en el cuál te dedicas hacer una tremenda pirámide de todo un poco, ya que estamos, aprovechemos, ¿no? Parecía que no hubiéramos comido en siete días o en siete meses. Yo misma conseguí una montaña perfecta de ensalada-pollo-arroz-lasañaverde-tortilla-pandetrestipos-quesos- más pollo y humus, todo arte.

El día siguiente era simplemente de navegación y yo le temía, temía al aburrimiento y al no saber qué hacer pero no fue así. Ahora con los días me arrepiento de no haberlo usado para dormir un poco más porqué el resto de días nos levantamos tan pronto después de trasnochar que en mi gordi estado(18 semanas de embarazo), me ha agotado, estamos a siete días después y no logro aguantar mis ojos abiertos más de dos minutos. En el barquito hay tantas actividades y yo con tantas ganas de probar, ver y escuchar todo, que me faltaron horas. Además cada noche te invitan a ir de modo de vestir y esa noche era la noche de gala, así que ponerse guapetón para ti no está mal.

Por la mañana ya nos levantamos en Nápoles, me encantaría deciros mil cosas bonitas pero estaba sucia, había muchísima gente y lloviznaba, a las pocas horas como luciérnagas hacia la luz, acabamos volviendo al buque para llenar nuestras tripas en el bufet, de nuevo. Tanto comer nos llevo a la tan famosa siesta española pero al poco nos despertamos por los cantos de…¿sirenas afónicas? Pues no, resultaron ser crucerista atrevidos en el karaoke de la planta 7, mientras en la 5 había concierto de piano y en teatro algún que otro espectáculo.

Nápoles

Ya era jueves cuando llegamos a mi deseado destino: ROMA como mi adorada Audrey hepbun en “vacaciones en Roma”. En casa cuesta una eternidad llegar a media semana y de vacaciones en un abrir y cerrar de ojos ya estábamos a final de semana. Pues me hubiera ido genial tener una vespa como la princesa Ann en la película porque el cansancio y la falta de sueño hirieron mella en mí. Roma tan bonita y tan grande en solo medio día… no fue suficiente y yo iba agotada, una mezcla extraña… Añadir que habíamos cogido excursión con civitatis porque los precios de los guías del barco eran demasiado altos pero nos arrepentimos un poco: civitatis trabaja con empresas de la zona y no te avisan, así que te vuelves un poco loco sabiendo de qué grupito eres, luego las explicaciones son escasas y la organización un poco nefasta, sólo decir que teníamos toque de queda = el barco se iba a las 17:30h y pasamos la pasarela para entrar a las 17:29h, muchos nervios y caos.

El Vaticano
RomaPanteon
RomaFontana di Trevi
RomaColiseo

Viernes era el plato fuerte: Pisa y Florencia. A las 8 de la mañana ya pisábamos Livorno, ya más recuperados, rellenitos de ganas y del bufet matutino. Fue un día intenso y a mi gusto: muy agradable. No recordaba lo bonita que era FLORENCIA, luego nos quedó poco tiempo para pisar pisa pero no podíamos irnos de ahí sin saludar, somos muy educados. En realidad fue otra excursión comprada en civitatis y ejecutada por otra empresa, muchas esperas y paciencia pero a mí los guías me gustaron e incluso creo que volví un poco más sabia.

Florencia

La galería de la academia

Florencia

El porcellino

Florencia

Ponte Vecchio

Florencia

Piazza del doumo
PisaPisa

El día siguiente llegamos a villefranche como dijeron algunos en el barco, la Vilafranca(pueblo catalán) francesa, pueblecito costero precioso. Nosotros habíamos contratado un tour con getyourguide para Eze, Mónaco y Montecarlo. Como cada día fue muy justo de tiempo pero aprendí más cosillas de las que pretendía y eso no está de más. El guía era el típico chulito charlatán que no quiere hablar y sin querer se le suelta la lengua, nos explicó muchas cosas de más, curiosidades e intimidades de la zona y de equipos importantes de fútbol que no puedo decir… algún día usaré esas informaciones si me va mal en justicia, ahora por ética me callaré, ji ji ji. Verdaderamente fue un día muy agradable a pesar de la lluvia y el frío, Mónaco muy apretado y si, lujoso y Eze, simplemente inolvidable, es el segundo pueblo medieval de Francia y tiene unas vistas maravillosas.

Villefranche
Eze
Eze
Mónaco

Mónaco

Mónaco

Mónaco circuito

Domingo fue la última parada y nosotros entendimos que fue puramente de repostaje porqué, ¿conoces Sète? Pues nosotros no y seguimos igual. Bajamos para pasear pero duró poco, no había mucho que ver.

Pullmantur
Barquito

Del barquito explicaros cuatro cosas útiles: hay que desconectar los datos del móvil al salir de cada puerto porqué en alta mar es fácil detectar cualquier red extrajera y acabar pagando un riñón y parte del otro a final de mes. Llevar ropa blanca, algo rojo y algo elegante, cada noche te proponen un outfit para la cena y los espectáculos nocturnos, al final acabas mirando al que no va así. Informaros en foros de las excursiones y diferentes posibilidades, las del barco son demasiado caras aunque te aseguras llegar a tiempo( el barco no espera a nadie) pero a veces sale mejor pagar taxi entre varios y contratar un tour gratuito en destino, son los mejores a mi gusto, el guía se implica al máximo y tú le das como propina lo que consideres. Y por último, si puedes, coge un par de días libres después del barco para descansar y habituarte, nosotros llegamos el lunes por mañana y me dio el síndrome del desembarco, precioso…😒embarazada, balanceándome por casa y con tremendas ganas de vomitar, genial…

PullmanturPullmantur

Espero que os haya gustado y cualquier pregunta más concreta, como siempre:

Instagram @thesweetwords_l.a

Email thesweetwordss@gmail.com

Pinocho, baby y The Sweet words

Yo soy… yo, ¿y tú quién eres?

Cuando de pequeña me preguntaban qué era mi madre siempre respondía Maribel, nunca entendí que me preguntaran qué cuál era su trabajo, de echo cuando intentaban rectificar mi respuesta no era nada buena, no sabía que decir, nunca supe de lo trabajaba exactamente y no me preocupaba lo más mínimo, simplemente para mí era mi madre, mi mamá maribel y que estaba allí y eso es lo único que me importaba. Ya de adulta y quizás porque he acabado trabajando en el mismo sector tampoco me defino por mi trabajo. A pesar de lo que se pueda pensar, si me gusta lo que hago y adoro mi horario pero no me define, no porque no quiera sino porque no lo siento.

Soy soñadora, buscadora de risas, soy quien no soporta a los quejicas y quien le pone la gente fuerte, no de formas sino de aprendices de la vida, me gusta el deporte por el efecto que hace en mi, no soy una santa, ni lo pretendo, soy malhumorada con las injusticias y con la falta de sueño, me gusta el orden y las buenas olores, soy muy exigente con los demás aunque lo disimule pero más conmigo aunque no lo disimule, soy súper presumida pero me incomoda que me miren demasiado, soy quien le da por un alimento y lo come hasta aborrecerlo, soy quien llora por nada y ríe por menos, quien pasaría diez horas viendo csi y ninguna juego de tronos, soy celosa pero no envidiosa, soy cariñosa con quien yo quiero pero no me toques si no te conozco, soy encantadora al igual que borde cuando me harto, soy extrema, en todo, intensa hasta hartar pero no soporto el victimismo…

Soy todo eso y muchas cosas más, lo soy ahora, en unos años seré muchas otras cosas más pero no mi trabajo.

Y, ¿tú quién eres?

Sweet
Yo
Yo
Soy
The Sweet
Yo

Estafada por la rumorologia

No sé desde cuando me he vuelto tan creída, en el sentido buenazo de la palabra y tan cretina en el sentido ” eres necia Elea”. Aix, viejas costumbres, rumores del boca a boca y chismes pasados de moda, ¿porque os haré caso.? Desde que me quedé embarazada y mi boca estaba pegada al water y mi amante preferido era el sofá, ansiaba llegar al segundo trimestre, ese trimestre milagro según todo el mundo, donde viene el subidón de energía y la desaparición de las náuseas. Pues yo ya voy por la semana 17 y voy ha esperar esos hechos sentada porqué me canso, me canso mucho.

Admito mi bienestar comparado a hace tres semanas, solo tengo alguna náusea, una pizca de acidez un par de veces al día pero ¿y mi energía?, ¿Me la deje al pedir mi bebé? Tengo las piernas cual elefante y la energía de un caracol vago. No pido seguir haciendo spartans (carrera de obstáculos) aunque no estaría mal, igual que hay la kids, carrera adaptada a los pequeños de la casa porque no la spartan preñi, pero bueno, comprendo mi estado y acepto estar babeando detrás de la barrera pero si pido llegar con algo de batería a las 18h de la tarde, ya no digo por la noche, a las 18h o un poco más me conformaría, me siento como ese móvil que tienes que cargar cada tres horas porque ya es viejo, unos dos años. La diferencia que yo no tengo un cable que me recargue.

Lo triste de todo esto que ya todo el mundo sabe mi estado de buena esperanza, todo el mundo me pregunta cómo estoy con todo el cariño del mundo(a parte de: niño o niña, ¡¡NO LO SÉ!!) y aunque si es cierto que ando mucho mejor, sigo buscando mi energía por debajo de las piedras y me da coraje admitirlo.

No quería convertir el blog en algo exclusivo de embarazo o de mamis pero no deja de ser un blog sobre mis vivencias, mis opiniones y experiencias y mal me pese ahora mismo mi vida es esta ahora: intentar disfrutar lo llevo esperando años aunque sea un pelín difícil e intentar pasar una oposición aunque sea aún más difícil. Procuro sacar humor a todo ello y sobretodo recordarme: no estas sola y menos eres la única que ha pasado por esto(en esto y en todo en la vida: apúntatelo tú también).

Feliz día de la mami Sweets

Ecografia
Mi bebé

Cosas raras que te pasan durante el embarazo

1er trimestre: Mi conversión en hombre lobo.

Bueno realmente quería titularlo: cosas raras que te PUEDEN pasar durante el embarazo en el primer trimestre y nadie te avisa, pero me parecía demasiado largo y tedioso, cualquiera lee este título y dice ufff si ese es el empiece me duermo en el post, pues no os vayáis aún, sigo viendo y viviendo la vida y mis post con humor y amor. O lo intento…

Es posible que más adelante tenga que escribir el volumen dos de este post pero de momento, en la semana 11 que estoy( si, lo público más adelante por un tema confidencial, el mío: aún no lo sabe casi nadie) estas son las cosas raras que me han pasado y nadie me había avisado:

Uñas largas: me crecen a una velocidad descomunal y sospecho que el pelo también, de los todos lados. Cosa que ahora mismo me da igual pero cuando goce de un santo barrigón, ¿quien será el guapo que me corte las uñas de los pies? -Dice ella mirando de reojo a él que no tiene ni idea de lo que aún le espera MÁS-.

Ogro: sabía que iba a tener cambios de humor debido a las hormonas pero no tragarme ni yo, no aguantarme ni yo, con lo maja que soy…pues no, estoy insoportable y ahora mismo tomaría distancia conmigo misma.

Náuseas nocturnas: soy consciente que no todo el mundo tiene mi empiece de embarazo gracias al cielo pero a parte del malestar, acidez, náuseas de todo el día, tener que despertar unas mil veces por noche con ganas de vomitar… eso no me lo esperaba.

Odio la comida pero solo quiero comer: ese relax de las náuseas que te da el comer pero no quiero comer porque tengo nauseas¿puede ser algo más contradictorio? Continuo asco que sólo se relaja cuando comes pero al segundo de tragar, asqueas… pues ya van dos kilos de más.

Verrugas: sospecho que me estoy convirtiendo en hombre lobo, entre las uñas, pelos, falta de humor y las nuevas protuberancias, no me siento de lo más sexy. Tanto desear estar embarazada y mira: la vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida… el cambio de ph y la cantidad de hormonas que fluctúan en tu cuerpo como Pedro por su casa, te pueden salir verruguillas en cualquier parte del cuerpo.

Ya no entro en la cantidad de sueño indomable y cansancio por qué sobreentiendo que ya son conocimientos mundiales.

Dejo esto para la posteridad porque creo que en el futuro lo olvidaré vistas mis amigas ya madres. Es como si les pasaran la Luz esa de borrar memoria de men in black, alguna recuerda el sueño, alguna recuerda alguna pequeña molestia pero la mayoría ya han olvidado “esos primeros tres meses” que a mayor o menor medida de efectos, hay muchos cambios dentro del cuerpo de la mujer y eso es impepinable.

Embarazo

Primer trimestre

Hoy…

Embarazo
4/ 16 semanas

#pregnant sin peros

He cambiado mi estado de Instagram, ya que ha cambiado mi estado. Lo cierto es que cambió hace ya unas semanas, me lo noté a los pocos días que empezaron los cambios, los pechos me dolían demasiado pero tuve que esperar, simplemente esperar y lo que cuesta hacerlo cuando toda tu atención está sólo en eso. A los siete días pude hacerme la confirmación, era un claro SI, cogí mis bártulos y me fui a la biblioteca. Había cambiado mi futuro pero seguía teniendo un presente. Hacía años que esperaba esas dos rayitas llegaran a buen puerto y esta vez sí era el momento y al contrario de lo que había pensado siempre, me empecé a llenar de miedos. Antes los miedos me rodeaban: quién, cómo, dónde, porqué, bien, mal, gente, nadie, si, nunca, jamás, no… ahora todo eso ya no importaba, ahora solo había un miedo y estaba dentro de mi, por fin solo había un punto importante, un solo punto pero el que más me importaba que estuviera bien.

A ser sincera y por raro que parezca, pocas veces me planteé ser mamá sólo en algunas neuras parentales que te preguntas cómo lo hubieras hecho tú pero pocas veces más. Lo que sí siempre había deseado era albergar vida dentro de mi, siempre me sentido afortunada al ser mujer(a pesar de la mierda de sociedad que tenemos) y poder crear vida, cuidarla, cuidarme, esa sensación que yo entendía como algo súper especial durante unos meses me atraía desde que era bien pequeña. Siempre he querido vivir un embarazo.

Las semanas siguientes de las dos rayitas fueron como andar en pleno desierto sin agua, ni zapatos. Dolor, quemazón, náuseas en un grado que desconocía que pudiera existir, vomitos, hambre continúa, más náuseas, dolor de cabeza, mareos… ¿cómo se podía desear tanto algo y que me resultará así? Lágrimas atravesando mis mejillas eran mi única respuesta. Estaba tan insoportable que ni a mi misma me caía bien pero a pesar de todo no quería cambiar mi estado, ni pasarse por la cabeza aunque si pedía un break, un descanso de cinco minutos estando bien. Que poco disfrutamos cuando estamos bien… y llegó, llegó el momento en que me anuncian que todo va bien y encima un porcentaje de mis molestias(para ser políticamente correcta) dos días antes habían disminuido. Por fin ahora puedo decir: estoy embarazada de 12semanas!
18/3/19  continuará…

(Hoy 20/04/19 publico esto ya estoy en la semana 14+5)
 

Eres un quejica

Ayer leía un artículo donde se volvía hablar del efecto negativo en nuestro cuerpo y nuestra mente de la queja. Ya he hablado algunas veces del tema y cada vez que me encaro con el tema me doy cuenta de lo difícil que es, sobretodo por el factor social. Hemos aprendido a interactuar con la gente, a socializar a través de la queja. Mientras tú te quejas del ruido, del jefe, de tus hijos, yo escucho, colaboro e incluso me quejo más. Eso nos lleva un ambiente negativo, a una baja energía e incluso a un malestar general.

Cuando saco el tema en mi casa mi pareja siempre pone más dudas encima la mesa: ¿te quejas o te desahogas?, ¿No puede ser también que necesitamos desahogarnos? Y pienso: tiene razón, siempre se ha dicho que sacar las cosas es sano, incluso se dice que guardarlas produce enfermedades. Pues, dónde está la línea de separación entre la queja y el desahogo… pensándolo con calma supongo que es lo de siempre: las formas(todo depende de las formas) y la reiteración. Esta es mi opinión pero abro debate…

El artículo nos invita a observarnos durante unas hora y ser consciente de lo que te quejas: que asco de lluvia, no llueve nunca, tarda demasiado el tren, tengo sueño, el jefe es malo, la compañera pesada, el tiempo pasa demasiado rápido, el tiempo pasa muy lento… todo de quejas diaria que nos llevan a un malestar y sin darnos cuenta, son cosas del pasado y para ser feliz hay que estar en el presente y actuar. Cuando hay una cagada de paloma en el coche, la vemos ahora, nos cabrea ahora pero realmente es algo que ya pasó y no podemos cambiar pues más vale la pena simplemente limpiarlo y seguir, ¿no cree? Pues muchos dirían: si claro pero desahogarse y “cagarse en todo” va bien, ¿lo crees de verdad?, ¿cambiará algo?, ¿evitará algo? No lo sé pero yo admito que vivir(en casa, en el trabajo, en amistad) con una persona ultra quejica (hablando mal y pronto) es un TOSTÓN y si algo tengo claro es: que ni quiero serlo, ni quiero vivirlo. La vida es otra cosa.

La periodista después de la observación, nos ofrecía herramientas para cambiar el hábito de la queja: beber agua cada vez que te vayas a quejar, te hace más consciente de lo que te llegas a quejar y encima estás más hidratado. Practicar la gratitud y esto nos lleva al consejo tres, alabar en vez caer en la queja, dar las gracias por el aire que respiramos, la comida que nos nutre, de lo que nos rodea que disfrutamos en cada momento nos transporta directamente al ahora y no al pasado, y elogiar de forma sincera te hace cambiar el enfoque de las cosas, todos tenemos nuestra parte buena, todo tiene su parte buena. El tercer ejercicio nos sirve para todo: dejar de fumar, dejar la mala vida, dejar de quejarse: el deporte. A parte de los millones de beneficios que todo sabemos y leemos continuamente, las endorfinas que liberamos mientras tanto nos hace felices y nos enfocarnos en las cosas importantes. Y por último trabajar la aceptación y la humildad, al quejarnos estamos yendo contra la realidad, contra el mundo y nos colocamos en un sitio superior. No somos ni mejor, ni peor que nadie. No somos el ombligo del mundo y meterse en una lucha contra lo que sucede es simplemente una pérdida de tiempo. Acepta lo que sucede y déjalo ir, no luches, pierdes energía que puedes utilizar para las cosas que te gustan de verdad y noticia: a todos nos suceden cosas pero solo tú puedes utilizarlas para ser una víctima o simplemente un ser humano que está vivo y le pasan cosas. A veces si escucháramos más a los demás, las difíciles vidas que tienen, nos haría bajar a la tierra y veríamos que si seremos únicos pero no somos el centro del mundo, ni siquiera de la mísera existencia de los problemas mundiales.

Yo para acabar con el tema de hoy, os invitó y me auto invito a actuar en vez de quejarse, así unimos el puro desahogo con la búsqueda de la felicidad: tienes sueño, pues al darnos cuenta pensemos en cómo arreglar eso: a partir de ahora me acuesto antes. Mi jefe es un prepotente: doy las gracias por aprender a no ser como él, le separo de mi persona, no es nada personal e intento mejorar…

Eres un quejica

Nocilla mala, mandarina buena.

Navegando por Instagram he caído en la cuenta de una mami la cual en su última foto se defendía de la alimentación que le da a sus hijos y no es la primera, de hecho creo que es una de las cientos y cientos de madres que se han tenido que defender por dar un ganchito a su hij@. Me acuerdo de hace un tiempo alma cupcakes se le echaron encima por qué en una fiesta su pequeño comía un aspito.

¿Estamos locos o nos gusta demasiado criticar? A mi gusto todo me resulta patético. Con el tema de la alimentación, yo tuve la suerte que mis padres ya me inculcaron con naturalidad lo único que yo veo coherente: el sentido común. En este mundo que dar un petit suise es un crimen y una mandarina es lo mejor creo que nos estamos pasando. Ahora mismo reina el radicalismo del cero azúcar, todo Bio, incluso los niños ignoran ciertos alimentos entendidos como nocivos, no es que escojan no comer sino que no saben que existen. Sé que es complicado entender la palabra “escoger” en un peque porque realmente es el padre que escoge que come su niñ@ pero era una forma de explicar que simplemente se prohíbe, ni siquiera se explica, simplemente no, nunca porque es malo.

También decir que me hace mucha gracia la frase que tanto se utiliza el otro bando no radical(perdón por decirlo así pero es para que se me entienda)“ yo comía algún bollicao y mira que sano estoy” si, sino te quito razón pero creo que lo razonable es que pudiendo comer algún bollicao, incluso algún donuts, lo importante es crear una buena base, unos buenos hábitos y un sano sentido común.

A mi estos padres radicales que su hijo de tres años ni siquiera sabe que es el chocolate… dentro de mi respeto es una pequeña locura, me recuerda a los padres que no dejaban hacer nada a sus hijos cuando yo era adolescente y luego en la calle eran los peores. Lo cierto es que no sabemos si dentro de unos años ese crío que prohibían conocer el chocolate, luego lo busca como un adicto a la coca, no lo sabemos pero sinceramente, no me extrañaría.

Creo que con toda la información que tenemos(frase muy recurrente de los radicales) precisamente podemos: primero: respetar a los demás, no somos animales, la información es saber pero no perdamos la educación por favor, quien tenga interés buscará esa información pero ni yo, ni tú somos nadie para imponer ni criticar nada a nadie. Segundo: desayunar fruta con algún hidrato poco elaborado y de larga absorción, tipo tostadas, comer algo verde con una proteína para mantenernos fuertes y aguantar la tarde, merendar algo para no entrar hambriento a la hora de cenar y cenar suave pero que alimente es lo que yo entiendo como saludable y sentido común. Que mi cuerpo necesita más una manzana para merendar que un bollicao es algo que se tiene que entender, no obligar ni denigrar y si una tarde me como ese bollicao que me quiten lo “bailao”.

Y precisamente es esa la base que yo creo: mueve el cuerpo, mueve la mente y respeta a los demás y sobre todo respétate a ti mismo que cuidándote y repito con sentido común duráremos muchos años sanos y felices.