Yo, yo, yo, yo, yo….

Hoy quiero hablar del ego, de lo que entendemos como el “yo”. Bajo mi humilde opinión, estamos en un mundo en que cuidamos mucho el cuerpo, a veces la mente; por moda, lo que comemos; por bien, por interés o por amor miramos con quién vamos o queremos cerca y muchos no nos planteamos el nivel de ego que tenemos: si somos a veces altivos, pedantes, si interfiere en nuestras vidas, si la distorsiona y si se puede regular…
Como digo, el ego es el “yo”, la manera en que percibes la realidad, lo que entiendes de tu propia identidad, que crees de ti, es el punto medio entre donde te ves a ti mismo y lo que sucede en el exterior en realidad. ¿Cómo te ves? ¿Demasiado amor propio? ¿Demasiado poco? ¿Te ves como una víctima? ¿Cuántas veces dices “yo” al día? ¿Hablas más o sabes escuchar?
Un aumento de ego deriva a la perdida de certeza de la realidad, pudiendo llegar a la egolatría: adoración excesiva por uno mismo y/o al egoísmo: amor excesivo por uno mismo olvidándose de los demás.
En el fondo es una pena porque nos perdemos muchas cosas mientras tanto ego, sea de superioridad, de victimizo, de yo,yo,yo…

Para mantener el ego a raya hay que recordarse siete puntos:

1- Intenta no ofenderte, eso te debilita, es tu ego en acción, “pobrecito de mi”, das la fuerza a los demás de lo que ves de ti y te hace sentir atacado y mal porque el mundo no es como tú quieres. Cada uno a lo suyo, no des poderes, simplemente observa y vive.
2- Prescinde del foco de ganar, primera porque no es lógico, es imposible ganar siempre y segundo porque cada día es una oportunidad y una situación distinta, condiciones distintas, envuélvete de ello y disfruta de lo que suceda.
3- No quieras tener siempre razón, con perdón es estúpido, cada uno es único y tiene el derecho de pensar lo que quiera, cada uno ve la vida con sus ojos, no pretendas que todo el mundo lo vea con los tuyos, cada uno tiene los suyos.
4- Olvídate de ser superior. ¿La mano derecha es mejor que la izquierda.? Como mano, no como la utilizas, ¿la cuidas más y la mimas más?, ¿no? Porque son iguales y merecen lo mismo, pues las personas también.
5- Entierra el “querer tener más y más y más”, sino, ¿cuándo acabará?, ¿cuándo estarás  satisfecho?, ¿cuándo verás lo que te rodea y lo disfrutarás?. Lo gracioso es que cuando aprecias lo que tienes te llegan nuevas experiencias o, al menos, te das cuenta por qué no estás atento al más.
6- No te identifiques con tus logros y fracasos porque no te definen, tú eres una persona con muchas cualidades y algún defecto, a veces irá bien, a veces aprenderás, a veces caerás y te volverás a caer para volverte a levantar, eso es lo que te hace ser tú, no el hecho de ganar o no.
7- Prescinde de la fama, no dependas de lo que piensan de ti, no hagas por lo que piensan de ti, si encuentras a veinte persona en tu día, veinte opiniones diferentes tendrás. Una locura. Tienes que hacer lo que el tu corazón te diga y te hace sentir bien .

No doy lecciones, soy la primera que las debo tomar, sed felices.

Instagram @thesweetwords_l.a

Processed with MOLDIV
Buscando mi yo alineado
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑