A COMPRAR CON MI CHICO

Adoro hacer cosas con mi novio y, aunque apoyo la individualidad de cada uno, hay una cosa que prefiero hacer siempre, siempre, siempre juntos: ir a una gran superficie a comprar comida, como por ejemplo una que empieza por “Carre” y acaba con 4 en inglés.

El súper no me preocupa pero los hiper… los hiper, me hiperpreocupan.

Él, ser inteligente, guapo, simpático y educado donde los haya, entra en una gran superficie y se transforma aunque me temo que no sólo es cosa del que comparte cama conmigo, os suena algo como:

Cari, cari, cari, cariiiiii mira 3 suavizantes por dos de diez litros, cari, cari, cariiiii ofertón, cincuenta quilos de patatas por nueve euros… Amoooor… seis linternas por cinco euros…

Que me dan ganas de decirle: ¿nuestra casa es un almacén de contrabando o qué? pues yo no saco tajada…

Pero eso sí, cuando le digo: coge una lejía de baño xfins, tengo que escuchar un discurso de: eso para qué, dónde está que no lo veo y tu que eres taaaaaan( con A reprochadora) ecologista comprando estas cosas

Bueno felicitar desde aquí a los promotores, montadores de hipermercados que deben ser los mismos que diseñan los escaparates, esos que siempre ves, te enganchan cual babosa al suelo, con un nivel cerebral cero y  te lleva para adentro…

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑