Tengo una granja

Últimamente estoy de lo más gamer, si mi chico escuchara(leyera) esto estaría orgulloso de mi o se reiría, no lo sé… pero eso sí me he viciado a un juego a mi estilo, tope cuki. 

Ya hace una tiempo me regalaron la DS y me compre un juego de moda el cuál enganchaba menos que un chicle de años 20 pero el otro día investigando sobre los números que aparecen en los huevos, si, si lo que leéis, estos menesteres tengo últimamente, saber lo que como, bueno, lo que decía investigando el sentido del 0, 1, 2, 3 de las carcasas de nuestros huevos, los que compramos… me salió un anuncio, no preguntéis el porqué de un juego de una granja y me lo baje. 

Pues… Aix, ¡¡¡ por dios lo que hice!!! Mi vida ha cambiado, oooooh, ooooh, no se decir si a bien o a mal pero ha cambiado, yo que era una blogger enganchada a Instagram ahora vivo pendiente de mis vacas, mis corderos, el pienso de mis gallinas y digo cosas como: tengo que cultivar mi maíz para hacer pan. 

Hasta ayer no estaba alarmada, hasta ayer pensaba que era un entretenimiento más pero me empezado a preocupar cuando ayer mi pareja deseaba hablar de un tema serio familiar y mi contestación fue: déjame un rato que estoy recogiendo tomates… 


Chicos os aconsejo al 100% juegos que nos hagan salir de la rutina pero no combinaría los informáticos y los personales, no olvidemos la vida real…

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑