A la mieeerda!

Si visteis ayer mi Instagram observasteis que estoy algo rebelde pero no es la desobediencia lo que me invade sino son miles de preguntas sin respuestas: ¿Qué sucedería si a todos no nos educaran por los mismos patrones, por las mismas normas, por las mismas costumbres? La sociedad ya ha decidido qué está bien y qué está mal pero ¿realmente tiene que ser así? La educación nos acorrala para que no seamos desertores ¿pero realmente seríamos malos, traidores sino viviéramos como está marcado?¿Por qué? Estoy de acuerdo en no dañar a los demás, en vivir y en dejar vivir, sobretodo en respetar y, etonces, ¿Por qué hay un abanico tan pequeño de tolerancia…? Al menos es mi sensación… Me entristece escuchar las miles de conversaciones repetidas una y otra vez de opiniones de cabezas cerradas, nada tolerantes y sobretodo juzgando vidas ajenas, harta de oír a la señora de turno que repite lo que ha escuchado en la tele, o la hija de papá que no sabe ver otro mundo más que el suyo o a los señores que discuten como loritos lo que gritaban cinco minutos antes los locutores… ¿Son opiniones propias? Es triste pero no lo creo. Desde que nacemos nos empapamos de lo que tenemos alrededor ¿qué hay de propio y genuino? y ¿qué hay de aprendido, copiado y repetido?

Yo no sé si hago bien o mal pero, a pesar de muchas dificultades porque no siempre es posible, intento hacer cosas que me hacen palpitar el corazón y me expreso tal cual siento en ese instante y, sino, prefiero callar y seguir con mi vida… aprendiendo…

Y ahora me voy a dirigir a alguien a quien no se me permite dirigirme por el sistema, por lo políticamente incorrecto, porque no me pertoca:
-Sólo cuatro cosas señor: Sí señor, freno por los animalitos cuando voy en coche, he tocado colores y purpurina en las últimas 24 horas, he cantado como una diva y lo que más valoro es reírme hasta que me duela la tripa. 

Siento no ser tan superior como tú pero me parece sospechoso que seas tan poco empático, tan poco humano, me irrita y me parece similar a un psicópata. Odio tu traje, le pondría lazos para que al menos tuviera algo de agradable. Detesto tu falta de perfume y tu exceso de antipatía.

No estoy en tu alto cargo y lo gracioso es que eso me gusta si tu puesto me hace parecerme en algo a ti pero por favor no me compadezcas y mucho menos te atrevas a compararme, ni a juzgarme, que me da la risa. Soy lista, dura y fuerte pero no necesito pisar, ni despreciar a nadie para demostrarlo, de hecho no necesito ni exponerlo, valoro otra cosa.-


¿A quien le dirías cuatro cosas?
Instagram @thesweetwords_l.a

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑