No aprendo…

Hago planes, mi cabeza imagina, mis manos preparan la escena perfecta hasta lo que no está preparado, está pensado. Llega el momento y todo sale mal, no es nada como estaba en mi mente, hay paredes transparentes imposibles de traspasar, miedo silenciados y demasiadas esperanzas que controlan lo que a mí me quitan de las manos. Las manecillas del reloj corren sin detenerse, sin consideración. Nada fluye y todo influye en mi decepción… ¿por qué no me dejaré llevar?, ¿por qué tanto miedo? Parece que el ridículo me coja de la mano y no quiera soltarme como un niño en la pierna de su mamá. Nadie más que yo misma sé que si no te sientes tú mismo en algún lugar tienes que correr y volver a buscar tu hogar pero no lo hago y todo se acaba… no lo sé enderezar…

A veces toca perder a veces toca ganar pero momentos así resultan diferentes, es una sensación de ni siquiera haber vivido y es triste…

¿Alguna vez te ha pasado?

Instagram @thesweetwords_l.a

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑