Cosas de la vida moderna… un día cualquiera

Suena ese maldito sonido del infierno, el despertador, me pesa el frío, no me puedo levantar y eso que vivo en Barcelona, en otras zonas no sé cómo lo harán… Me siguen tres gatos, quieren croquetas y yo un café pero todo lo tendré que hacer yo, incluido el de mi chico que he dejado roncando o respirando fuertemente…

Ducha, me visto, media rotas ¡joder, son nuevas y de las caras, no del PRIMARK que casi duran más! Mmmm recursos… pantalones encima, así no pasaré frío seguro.

Me voy al trabajo, tengo seis audios pendientes, ¿cuándo ha pasado esto?, los escucho, los contesto, toooodo el mundo me mira, ¿porqué?, ¿porqué? Hay gente que va con unos artilugios casi voladores en vez de andar, otros que llevan música a todo volumen y lo más fuerte, ancianos paseando a las siete de la mañana¿dónde irán?, ¿Y me miran a mí por hablar por un teléfono? No lo entiendo.

Horas laborables las voy a omitir, tendría un post entero para hacer alucinar al personal.

Hora de comer: me voy a un sitio de comida rápida, me siento culpable pero me chiflan los macflurris, ¿llevarán droga? Pues encima de cargar con mi culpabilidad de gorda, tengo que defenderme ante el currante loco que mira mal, de forma amenazante por coger UN ketchup de más gratis.

Me tengo que ir hacer la foto del dni, suerte que llevo milagros en el neceser, llego al sitio, “uix no así” me suelta el retratador(o como se llame) “flequillo fuera y ojos bien abiertos y esa cara de misterio fuera, mira hacia delante, un poco a la derecha y un centímetro abajo”, ¿cómo? Un año de instagram de selfies sexis para salir como un búho desplumado en el carnet de identidad.

Me voy para casa ya, hoy toca hacer bici y yoga, el otro día me dijeron que estoy mejor que nunca, ¡joder que presión! La verdad es que somos del género quejica y poner a de acuerdo a todo el mundo, imposible y es más, para que:

Al fin me voy a dormir, pongo el despertador el cual me recuerda que en seis horas y treinta minutos sonará ¿quién mierdas pidió que nos informaran de cosas así? Pienso que ciertas ignorancias son sanas. Ya no duermo 8 horas, una arruga más. Me acuesto, ¡que gustito! Oooix, el gato me pisa, nos acomodamos repasando un poco mi Instagram, me río con @acidaslimonadas y de la flojera se me cae el móvil en la cara… puj… mañana será otro día… ¿qué tal tu día cualquiera?

Más de mi: Instagram @thesweetwords_l.a

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑