Mamá quiero ser minimalista. Tips.

Si quieres invertir tu tiempo y tus recursos en las cosas que sean importantes para ti, quieres ser minimalista. Si quieres apostar por ti y tu felicidad, quieres ser minimalista. Si quieres una vida plena, ya eres algo minimalista.

No pretendo engañar a nadie, soy feliz comprando ropita p( o creo que lo soy)y cuando recibo regalos pero con el tiempo te das cuenta que la felicidad no se basa en esas cosas, al menos no la duradera, si no que sale de nuestras experiencias, de lo que nos llevamos de ellas y del sentido que acaba dando a nuestras vidas.

Ser minimalista consiste en equilibrar lo que tienes, lo que realmente necesitas y quieres de corazón.

Tips: soy/ quiero ser minimalista:

1- kalm please: Simplifica tus preocupaciones, céntrate en lo verdaderamente importante. En realidad nos estresamos por multitud de cosas que no son importantes, que simplemente se arreglarán o que no podemos hacer nada para cambiarlas, entonces, ¿para qué preocuparse? Pues calma, párate un segundo y razona si realmente es grave. El dinero sólo es dinero. Tener no es todo. Tener no es necesidad. Y sobretodo no te preocupes por cosas que no sabes, por futuribles que sólo están en tu cabeza, no cruces puentes antes de llegar a ellos.

2- Love, Love, Love. Cuida a quien quieres, no a quien quieras o intereses, a quien quieres de corazón. Amigos, familia te proporcionarán momentos de felicidad, valoraros, aprécialos por lo que son. Sé agradecido.

3- Coherencia: Equilibra lo que piensas con tu vida: quieres estar sano come sano. Ágil, entrena. Muchos se quejan de lo que se provocan ellos mismos. Céntrate.

4- Eco: Sé consciente del planeta, sé sostenible, es el futuro por donde pasarán nuestros pies, donde estará el aire que respiremos, donde hallaremos vida. Cuida tu alrededor.

5- Tic-tac: Eres el dueño de tu tiempo, decide tú qué hacer con él. No, gracias: a veces cuesta decirlo y no nos gusta escucharlo pero haz lo que realmente te apetezca respetando a los demás pero no te obligues. Tú vida es tuya, tú tiempo es tuyo.

6- La felicidad está en las pequeñas cosas. Frase más recurrente que el tómate en el pisto pero es cierto, quién no flota cuando le besa el/la que desea, cuando te pierdes entre páginas o en esa canción o cuando te invade el dolor de tripa compartiendo risas con unos amigos. Eso es felicidad y no necesitas más.

7- Crea oportunidades, haz cosas, ponte mini retos. Con poco puedes conseguir lo que te propongas y cada vez más. Te sentirás útil, fuerte y una cosa lleva a la otra, sube el autoestima. No te compares. Tú eres tú.

8- Otra repetición pero yo la pongo en mayúsculas: SÉ POSITIVO. Relativiza los problemas y simplifica las cosas. Nada es imposible. Las sonrisas llevan a sonrisas. A mí personalmente me resultan una cárcel las personas constantemente quejicas y negativas, todos tenemos “mochilas”, pasado, miedos, cosillas y no por ellos nos revolvemos en la mierda. Luchamos, aprendemos y sobretodo vivimos, estando aquí-ahora y disfrutando del momento es lo que te lleva al minimalismo, a centrarte en disfrutar hoy.

9- Ordena, es más, tira lo que no necesites: así ordenarás menos y podrás hacer cosas que te apetezcan de verdad. Lo minimal y el orden ayudan a relajarse y a aclarar la mente. El orden da paz.

10- Menos es más, comprar, comprar, comprar, ¿en serio lo necesitas? Si es que si, ok pero si es que no o no estas seguro, olvídalo, si realmente no es una necesidad lo olvidarás y necesitarás comprarte otra cosa inútil para creer que somos felices y no. No confundas querer con necesitar, son cosas muy distintas aunque la publicidad y el consumismo nos lleven a ello. No necesitamos todo lo que queremos.

www.thesweetwords.com
@thesweetwords_l.a
APRECIA EL PROCESO Y NO TE OBSESIONES POR EL RESULTADO. EL ÉXITO DE UNA VIDA PLENA ESTA EN DISFRUTAR CADA MOMENTO.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑