Estar

Nadie dijo que ser una “persona humana” fuera fácil. Está muy de moda el trabajo personal porque por fin valoramos algo más que lo sólo evidente pero a veces nos olvidamos de ciertas bases que ya tenían nuestros abuelos y no por ser de ellos son pasadas u obsoletas como apoyar, defender, acompañar, estar presente, proteger. Yo soy la primera que presumo de mi madurez por tempranas experiencias supuestamente trascendentales, incluso busco volver a disfrutar como una niña para perder un poco la realidad pero me tendría que llenar más la boca de humildad y menos de dar ejemplos, y como yo, muchos. Me he dado cuenta que si no tienes bases, si tú ética deja mucho que desear para vivir en un mundo en convivencia, tu evolución será la misma(y perdón por la palabra) mierda. Tanto trabajo individual que nos olvidamos del de al lado y de lo más básico: estar.

Mindfulness, zen son palabras que están muy en boca de todos pero si combinas todo eso sin ética, ¿qué sentido tiene? Es como la palabra compasión que no tiene sentido sin solidaridad: empatizar con los demás y ayudar, y repito otra vez, ESTAR. Me explico: primero aclarar que en occidente entendemos compasión como lástima y son términos distintos. Con la lástima te pones por encima de otro ser, “que pena, ojalá estuvieras como yo” por lo contrario con la compasión acompañas a esa persona en su dolor, practicas la empatía, sufres con él, no te sientes por encima. Y la solidaridad, como positiva actitud de generosidad y cuidado de los demás resulta psicológicamente incomprensible sin el motivo de la compasión pero se necesitas sobretodo menos mirarse al ombligo y estar(de nuevo).

Salimos del catolicismo, huimos de islamismo para meternos en creencias budistas, induistas, taoístas por qué nos parecen más sensatas pero pecamos de lo mismo, sales de unas creencias que no encajan contigo para meterte en otra, ¿qué sentido tiene eso? ¿No sería más sensato, escuchar aprender y seguir lo que te manda el corazón sin olvidar unas bases? Me explico: cuando trabajas una creencia por encima de la otra, entendiéndose como tú verdad, te estás poniendo en la misma prepotente posición que él cree en un dios y piensa que el resto estamos equivocados. Y, ¿donde queda tu realidad? Tú no vives en un monte aislado, convives con seres movientes, con multitud de sentimientos y quehaceres. Trabajas, compras alimentos y vas a hospitales cuando alguien se pone malito porque vives aquí, no vives en otra realidad y tienes que compaginarlo todo, no puedes quedarte solo con creencias de otras realidades. Nutrirse no quiere decir eliminar las bases.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑