Mari sabidill@s

Navegando por Instagram he caído en la cuenta de una mami la cual en su última foto se defendía de la alimentación que le da a sus hijos y no es la primera, de hecho creo que es una de las cientos y cientos de madres que se han tenido que defender por dar un ganchito a su hij@. Me acuerdo de hace un tiempo alma cupcakes se le echaron encima por qué en una fiesta su pequeño comía un aspito.

¿Estamos locos o nos gusta demasiado criticar? A mi gusto todo me resulta patético. Con el tema de la alimentación, yo tuve la suerte que mis padres ya me inculcaron con naturalidad lo único que yo veo coherente: el sentido común. En este mundo que dar un petit suise es un crimen y una mandarina es lo mejor creo que nos estamos pasando. Ahora mismo reina el radicalismo del cero azúcar, todo Bio, incluso los niños ignoran ciertos alimentos entendidos como nocivos, no es que escojan no comer sino que no saben que existen. Sé que es complicado entender la palabra “escoger” en un peque porque realmente es el padre que escoge que come su niñ@ pero era una forma de explicar que simplemente se prohíbe, ni siquiera se explica, simplemente no, nunca porque es malo.

También decir que me hace mucha gracia la frase que tanto se utiliza el otro bando no radical(perdón por decirlo así pero es para que se me entienda)“ yo comía algún bollicao y mira que sano estoy” si, sino te quito razón pero creo que lo razonable es que pudiendo comer algún bollicao, incluso algún donuts, lo importante es crear una buena base, unos buenos hábitos y un sano sentido común.

A mi estos padres radicales que su hijo de tres años ni siquiera sabe que es el chocolate… dentro de mi respeto es una pequeña locura, me recuerda a los padres que no dejaban hacer nada a sus hijos cuando yo era adolescente y luego en la calle eran los peores. Lo cierto es que no sabemos si dentro de unos años ese crío que prohibían conocer el chocolate, luego lo busca como un adicto a la coca, no lo sabemos pero sinceramente, no me extrañaría.

Creo que con toda la información que tenemos(frase muy recurrente de los radicales) precisamente podemos: primero: respetar a los demás, no somos animales, la información es saber pero no perdamos la educación por favor, quien tenga interés buscará esa información pero ni yo, ni tú somos nadie para imponer ni criticar nada a nadie. Segundo: desayunar fruta con algún hidrato poco elaborado y de larga absorción, tipo tostadas, comer algo verde con una proteína para mantenernos fuertes y aguantar la tarde, merendar algo para no entrar hambriento a la hora de cenar y cenar suave pero que alimente es lo que yo entiendo como saludable y sentido común. Que mi cuerpo necesita más una manzana para merendar que un bollicao es algo que se tiene que entender, no obligar ni denigrar y si una tarde me como ese bollicao que me quiten lo “bailao”.

Y precisamente es esa la base que yo creo: mueve el cuerpo, mueve la mente y respeta a los demás y sobre todo respétate a ti mismo que cuidándote y repito con sentido común duráremos muchos años sanos y felices.

No soy tonta o quizás a veces si pero eso no me hace peor, no soy demasiado delgada ni gorda, no engordo si tú eres un acomplejado, no soy estúpida pero a veces me harto, no soy blanda o quizás en ocasiones y encantada, no estaba mejor de rubia, simplemente no es importante, no soy falsa eso no, no como mal y ni siquiera te importa pero mucho menos soy vegana, no soy creída, si presumida, me gusta cuidarme cuerpo y mente, no soy puta, simplemente son dueña de mi cuerpo y de mi vida, sigue sin importarte, se me pasa el arroz… ponte en mis zapatos antes de hablar, no sabes nada. Infantil y con mucho orgullo, conlleva mucha responsabilidad saber divertirse, loca, no lo suficiente, fea, me parece bien si me lo dices bien pero nunca, nunca, nunca opines juzgando y sin criterio a los que quiero.

@thesweetwords_l.a

Anuncios

45 LECCIONES DE VIDA DE UNA ANCIANA DE 90 AÑOS

Hoy no seré auténtica, hoy no seré genuina pero esta semana me topé con este artículo y me vi con es deseo de compartirlo, pura vida, pura maravilla, pura verdad:
45 LECCIONES DE VIDA DE UNA ANCIANA DE 90 AÑOS

1. La vida no es justa, pero aún así es buena.
2. En caso de duda, simplemente da el siguiente paso.
3. La vida es demasiado corta para no disfrutarla.
4. Tu trabajo no te cuidará cuando estés enfermo. Tus amigos y familiares lo harán.
5. No compres cosas que no necesites.
6. No tienes que ganar todas las discusiones. Mantente fiel a ti mismo.
7. Llora con alguien. Es más curativo que llorar solo.
8. Está bien enfadarse con Dios. Él puede soportarlo.
9. Ahorra para las cosas que importan.
10. Cuando se trata de chocolate, la resistencia es inútil.
11. Haz las paces con tu pasado para que no estropee el presente.
12. Está bien que tus hijos te vean llorar.
13. No compares tu vida con la de los demás. No tienes ni idea de cómo es el viaje de ellos.
14. Si una relación tiene que ser un secreto, no deberías estar en ella.
15. Todo puede cambiar en un abrir y cerrar de ojos… Pero no te preocupes, Dios nunca parpadea.
16. Respira hondo. Calma la mente.
17. Deshazte de todo lo que no sea útil. El desorden te pesa de muchas maneras.
18. Lo que no te mata realmente te hace más fuerte.
19. Nunca es demasiado tarde para ser feliz. Pero todo depende de ti y de nadie más.
20. Cuando se trata de ir tras lo que amas en la vida, no aceptes un no por respuesta.
21. Quema las velas, usa las sábanas bonitas, ponte la lencería elegante. No lo guardes para una ocasión especial. Hoy es un día especial.
22. Prepárate todo lo que puedas y luego sigue la corriente.
23. Sé excéntrico ahora. No esperes a la vejez para usar el morado.
24. El órgano sexual más importante es el cerebro.
25. Nadie está a cargo de tu felicidad excepto tú.
26. Enmarca cada supuesto desastre con estas palabras: ‘En cinco años, ¿importará esto?’
27. Elige siempre la vida.
28. Perdona, pero no olvides.
29. Lo que otros piensen de ti no es asunto tuyo.
30. El tiempo cura casi todo. Dale tiempo al tiempo.
31. Por muy buena o muy mala que sea la situación, cambiará.
32. No te tomes tan en serio. Nadie más lo hace.
33. Cree en los milagros.
34. Dios te ama por lo que Dios es, no por algo que hayas hecho o no hayas hecho.
35. No observes la vida. Aparece y aprovecha al máximo ahora.
36. Envejecer es mejor que morir joven.
37. Tus hijos sólo tienen una infancia.
38. Todo lo que realmente importa al final es que amaste.
39. Sal todos los días. Los milagros esperan en todas partes.
40. Si todos tiráramos nuestros problemas en una pila y viéramos los de los demás, nos aferraríamos a los nuestros.
41. La envidia es una pérdida de tiempo. Acepta lo que ya tienes, no lo que crees que necesitas.
42. Lo mejor está por venir…
43. No importa cómo te sientas, levántate, vístete y aparece.
44. Cede el paso.
45. La vida no está atada con un lazo, pero sigue siendo un regalo.