Cosas raras que te pasan durante el embarazo

1er trimestre: Mi conversión en hombre lobo.

Bueno realmente quería titularlo: cosas raras que te PUEDEN pasar durante el embarazo en el primer trimestre y nadie te avisa, pero me parecía demasiado largo y tedioso, cualquiera lee este título y dice ufff si ese es el empiece me duermo en el post, pues no os vayáis aún, sigo viendo y viviendo la vida y mis post con humor y amor. O lo intento…

Es posible que más adelante tenga que escribir el volumen dos de este post pero de momento, en la semana 11 que estoy( si, lo público más adelante por un tema confidencial, el mío: aún no lo sabe casi nadie) estas son las cosas raras que me han pasado y nadie me había avisado:

Uñas largas: me crecen a una velocidad descomunal y sospecho que el pelo también, de los todos lados. Cosa que ahora mismo me da igual pero cuando goce de un santo barrigón, ¿quien será el guapo que me corte las uñas de los pies? -Dice ella mirando de reojo a él que no tiene ni idea de lo que aún le espera MÁS-.

Ogro: sabía que iba a tener cambios de humor debido a las hormonas pero no tragarme ni yo, no aguantarme ni yo, con lo maja que soy…pues no, estoy insoportable y ahora mismo tomaría distancia conmigo misma.

Náuseas nocturnas: soy consciente que no todo el mundo tiene mi empiece de embarazo gracias al cielo pero a parte del malestar, acidez, náuseas de todo el día, tener que despertar unas mil veces por noche con ganas de vomitar… eso no me lo esperaba.

Odio la comida pero solo quiero comer: ese relax de las náuseas que te da el comer pero no quiero comer porque tengo nauseas¿puede ser algo más contradictorio? Continuo asco que sólo se relaja cuando comes pero al segundo de tragar, asqueas… pues ya van dos kilos de más.

Verrugas: sospecho que me estoy convirtiendo en hombre lobo, entre las uñas, pelos, falta de humor y las nuevas protuberancias, no me siento de lo más sexy. Tanto desear estar embarazada y mira: la vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida… el cambio de ph y la cantidad de hormonas que fluctúan en tu cuerpo como Pedro por su casa, te pueden salir verruguillas en cualquier parte del cuerpo.

Ya no entro en la cantidad de sueño indomable y cansancio por qué sobreentiendo que ya son conocimientos mundiales.

Dejo esto para la posteridad porque creo que en el futuro lo olvidaré vistas mis amigas ya madres. Es como si les pasaran la Luz esa de borrar memoria de men in black, alguna recuerda el sueño, alguna recuerda alguna pequeña molestia pero la mayoría ya han olvidado “esos primeros tres meses” que a mayor o menor medida de efectos, hay muchos cambios dentro del cuerpo de la mujer y eso es impepinable.

Embarazo

Primer trimestre

Hoy…

Embarazo
4/ 16 semanas
Anuncios

#pregnant sin peros

He cambiado mi estado de Instagram, ya que ha cambiado mi estado. Lo cierto es que cambió hace ya unas semanas, me lo noté a los pocos días que empezaron los cambios, los pechos me dolían demasiado pero tuve que esperar, simplemente esperar y lo que cuesta hacerlo cuando toda tu atención está sólo en eso. A los siete días pude hacerme la confirmación, era un claro SI, cogí mis bártulos y me fui a la biblioteca. Había cambiado mi futuro pero seguía teniendo un presente. Hacía años que esperaba esas dos rayitas llegaran a buen puerto y esta vez sí era el momento y al contrario de lo que había pensado siempre, me empecé a llenar de miedos. Antes los miedos me rodeaban: quién, cómo, dónde, porqué, bien, mal, gente, nadie, si, nunca, jamás, no… ahora todo eso ya no importaba, ahora solo había un miedo y estaba dentro de mi, por fin solo había un punto importante, un solo punto pero el que más me importaba que estuviera bien.

A ser sincera y por raro que parezca, pocas veces me planteé ser mamá sólo en algunas neuras parentales que te preguntas cómo lo hubieras hecho tú pero pocas veces más. Lo que sí siempre había deseado era albergar vida dentro de mi, siempre me sentido afortunada al ser mujer(a pesar de la mierda de sociedad que tenemos) y poder crear vida, cuidarla, cuidarme, esa sensación que yo entendía como algo súper especial durante unos meses me atraía desde que era bien pequeña. Siempre he querido vivir un embarazo.

Las semanas siguientes de las dos rayitas fueron como andar en pleno desierto sin agua, ni zapatos. Dolor, quemazón, náuseas en un grado que desconocía que pudiera existir, vomitos, hambre continúa, más náuseas, dolor de cabeza, mareos… ¿cómo se podía desear tanto algo y que me resultará así? Lágrimas atravesando mis mejillas eran mi única respuesta. Estaba tan insoportable que ni a mi misma me caía bien pero a pesar de todo no quería cambiar mi estado, ni pasarse por la cabeza aunque si pedía un break, un descanso de cinco minutos estando bien. Que poco disfrutamos cuando estamos bien… y llegó, llegó el momento en que me anuncian que todo va bien y encima un porcentaje de mis molestias(para ser políticamente correcta) dos días antes habían disminuido. Por fin ahora puedo decir: estoy embarazada de 12semanas!
18/3/19  continuará…

(Hoy 20/04/19 publico esto ya estoy en la semana 14+5)