Camino Inglés 

El camino está lleno de italianos… esta es la conclusión que he sacado después de andar seis días del Ferrol a Santiago. Parece una conclusión básica e insulsa para tantos pasos pero ciertamente pienso que el camino es tan personal que poco os puedo explicar yo más que cosas prácticas, simplemente os invito a ir… VALE MUCHO LA PENA.

Hace un año hice el camino francés, de Sarria a Santiago fue un camino muy saturado de gente, añadiendo que yo no lo acabé de disfrutar, estaba pasando cambios en mi vida y aunque fue intenso, maravilloso a la vez que bonito también fue muy duro.

Este año ha sido mejor, más tranquilo, más relajado, más aprovechado, han sido más de 120 kilómetros por las rías y los bosques gallegos tan densos y verdes, poca gente y la que había todos eran italianos, no sé porqué pero persona que te cruzabas provenía de Milano o Roma. Este año hemos andado el camino Inglés, saliendo del Ferrol hasta Santiago.

Aquí os dejo cuatro cosas prácticas por si os animáis hacer el camino Inglés, Galicia es una tierra bonita pero la experiencia es mucho más que especial seas creyente o no, estás muchas horas contigo, con la naturaleza y poco más, eso te hace ver lo mejor y lo peor de ti, ver lo que quieres y necesitas cambiar o aprender.

Consejitos:

1- No lleves una mochila más pesada que el 10% de tu peso porque a todos en algún momento nos entra la pájara de ¿de porque estoy yo aquí haciendo esto?, ¿que carallo hago aquí?, ¿qué se me ha perdido a mi aquí?, no puedoooo…. y si encima llevas un peso muerto superior a tu resistencia, el agobio es mayúsculo. Hay empresas, tipo correos, que te llevan la mochila de albergue en albergue o de hotel en hostal y tú solo llevas lo imprescindible pero no todo el mundo aprueba esta manera nueva de afrontar los kilómetros, cada uno…


2- En Pontedeume olvídate de dietas y desayuna en martiño unos buenos churros que te hacen coger la siguiente etapa con súper poderes. Abren a las 5 de la mañana.


3- En betanzos, tierra de buenos huevos, comeros una buena tortilla de patatas, yo eché de menos la cebolla pero ese es un debate que hoy no voy a tratar.

4- La siguiente parada ya fue bruma que con todos mis respetos pero se tendría que llamar “broma” porque es una población que acoge a miles de peregrinos pero solo hay 15 habitantes que lo llevan todo… en mi escalera hay más vecinos y no nos aclaramos. Lo dicho es una pequeña población que llena el albergue en seguida, así que ser listo y reservar con antelación en algún sitio privado si no queréis dormir en el polideportivo.

5- Y Santiago que decir de Santiago… punto de reunión de todos los peregrinos de todos los caminos, cuando llegas a la plaza obradoiro, te tiras al suelo, miras esa preciosa pero últimamente siempre tapada catedral y sientes algo tan mágico que es difícil de explicar: nudo en el estómago, alegría en el corazón y orgullo en la cabeza. 


Hay que pasar unas cuantas en esta preciosa ciudad, convivir con sus gentes acostumbrados a tanto peregrino. ¿Y la gente del camino? Que decir, muchos se llevan amistades e incluso amor, en nuestro caso, italianos y más italianos, no sé si es que nos superan en fe católica o fue coincidencia pero allí donde íbamos nos rodeaban, al bar de tapas, en la misa del peregrino, en la tienda de recuerdos… ¿será una señal? No lo sé pero Bello condividere questa esperienza, essere felice.

Anuncios

Sólo Julieta

Cuenta la leyenda irlandesa que en una travesía inverosímil también se dio un amor imposible. Dublín tuvo durante más de un siglo el único encuentro del mundo entre dos iglesias de diferentes creencias en la misma manzana. En la parte norte estaba la esplendorosa iglesia católica y al otro lado, de cara al sur una iglesia algo más modesta de creencia protestante. Cada domingo se encontraban miles de feligreses de ambas iglesias, todos entraban por la misma puerta a un parque para ir a distintos encuentros, allí en esos jardines delanteros se conocieron dos jóvenes, ella de familia protestante, él de familia católica, tal Romeo y Julieta, sus familias no lo aprobaban a lo que empezaron una relación secreta, él le dejaba cartas junto a la piedra de la entrada que ella recogía y respondía semana tras semana. Al cabo de un tiempo cansados de tanto escondite decidieron encontrarse el siguiente domingo en vez de los jardines, en el puerto de dublín, poner un océano entre sus familias y su amor y vivirlo en tierras Americanas. El domingo llegó, ella llegó y espero y espero pero su prometido nunca se presentó… ahogada entre lágrimas pensó en las posibilidades que tenía: volver y explicar dónde había estado y vivir el resto de sus días sin él o acabar allí su pena… Días después el padre de la chica al ver que su hija no volvía soltó al prometido el cual había secuestrado pensando que así su hija nunca se marcharían, fueron al puerto y encontraron el cuerpo de la joven mujer colgada de un árbol sin vida.

Cuentan las novias que hoy en día se casan en estas iglesias que el día el sí quiero pueden ver el espíritu de una novia sobrevolando la cabeza de todos los invitados, verde de envidia por lo que ella no pudo tener.
Hoy en día se puede visitar gratuitamente la católica prácticamente destruida y la iglesia protestante sigue en pleno uso pero con visitas más reducidas.
Estas son las señas:
St. Audoen’s Church, Dublin

    High St, Merchants Quay, Dublin 8, irlanda

Otras cositas de esta tierra tan verde y bella:

Planes vacacionales

Buenas chicos, ya estoy aquí de nuevo, en otro momento explicaré las razones de mi ausencia pero ahora vamos a organizar vacaciones, es un tema puramente matemático: tenemos 22 días hábiles al año de los cuales hay que reservar una semana para navidades que ya son cinco de los veintidos= 17, unos dias para el cumple de mi chico que cae en agosto, pon 3 y otros para la madre que me parió que nació el mismo día que otra estrella llamada madona, ponemos 3 días más= 11, una semana necesito contacto con la naturaleza, descanso y amigos = 6, otra semana para hacer otra parte del camino De Santiago: deporte, naturaleza y familia, ya que lo hago con mi mama y mi Tia Ana = 1, la siguiente para estar unos días con mi familia política y descubrir mundo a la vez que nos conocemos más y creamos momentos= -4 y como no, necesito por lo menos  otra semanita más para desconectar del mundo, estar conmigo misma y mimar a mi gatos con mis ratos de playa, grabar, escribir y pintar = -9. 
Como veis los números no salen o si salen pero en negativo y soy incapaz de quitarme ningún plan, todos son importantes, así que he decidido que éste mes de agosto habrá días bis, ¿no hay edificios número 14 y 14bis? Siempre estuve convencida que esto se lo ingenió alguien después de meter la pata: “¡¡otras!!(por no decir “mierda”) tenemos el edificio número 14 y el 16 que hacemos con este edificio que nos hemos olvidado en medio…mmm. Pues 14bis y ala…” entonces pienso que si esto lo vemos normal, el 15 de agosto y es sucesivo 15 bis, no le tiene que saber mal a nadie y claro por esta extraordinaria idea me tendrían que regalar unos dias más, ¿que tal 9?..

¿Qué os parece mi gran idea?¿Tenéis otra mejor? 

¿Qué planes de vacaciones tienes tú?
Más de mi y recibidor de ideas: Instagram: @Thesweetwords_l.a

Buenas ideas

 Héroes

¿Os suena el nombre de Nicholas Winton? os invito a poner su nombre en Youtube ya que es uno de los anónimos héroes del mundo, bueno corrijo, era, murió en el 2015 después de 106 años de intensa vida y casi anónimo, ¿porqué? ahora os cuento:
N. winton, hijo de padres judíos trabajaba como corredor de bolsa en Londres y en 1938 renunció a su pudiente vida para llevar un plan: dedicar todos sus esfuerzos en rescatar a niños judíos de la ocupación nazi de Praga y poder darles un destino mejor que la muerte. Convenció a las autoridades y algunas familias del Reino Unido para que los acogieran. El primer rescate fue un avión entero con más de 200 niños pero el coste fue tan caro que tuvo que replantear su plan y seguidamente trasladaba a los pequeños en coches y trenes pero con muchísimas complicaciones… 

Abandonó su admirable labor abatido por la desaparición de un último tren con más de 250 niños, en ese momento cerró carpetas y las dejó junto a otros papeles en una caja de cartón en su desván.

30 años más tarde su mujer haciendo limpieza encontró la caja y dejándose vencer por la curiosidad leyó papeles y papeles de adopciones, dinero, corruptelas… asustada le pidió explicaciones y Nicholas avergonzado le explicó su historia, la cual nunca había contado por sentir miedo, culpabilidad y vergüenza de lo que podría haber pasado con ese tren, que había hecho… Le hizo prometer que eso no iba a salir de ahí.

Meses más tarde, su mujer le medio “traicionó”, explicó a una amiga la história de su marido y esta amiga a otra amiga, la cual era presentadora de un programa de televisión que poco después invitó a Nicholas como público con la excusa que hablaría de familias judias pero pasó esto…Haz clic

Casi 30 personas ya no tan niñ@s judíos le podían dar las gracias por lo que había hecho…

Praga

SAL, SALADA, SALIDA DE FINDE – “la torre de la minyona”

Cuenta la leyenda que años atrás, cuando las tierras catalanas fueron conquistadas por guerreros musulmanes, Cardona una pequeña villa de Barcelona se mantuvo en pie e incluso llegó a un acuerdo con el pueblo musulmán. Paz a cambio de oro blanco, la sal.

Los duques de Cardona para celebrar la buena suerte, celebraron una gran fiesta en su castillo al que invitaron al príncipe musulmán Abdala. Éste a media fiesta salió a pasear por los jardines y se encontró con Adalés, la hija menor de los duques. Se enamoraron inmediatamente y se juraron amor eterno.

El idilio siguió tanto como pudieron esconder, sabían que de ser descubiertos provocarían la vuelta de la guerra y así fue o incluso peor: el duque al enterarse encerró Adalés en una torre con tan solo pan y agua para que no pudiera hablar con nadie. El único contacto que tenia era con un sirviente sordo, ciego y mudo.

Abdalá al enterarse enfureció y prohibió la entrada de sus tierras, declaró la guerra de nuevo, mientras intentaba ineficazmente rescatar a su amada.

Largo tiempo después,  el duque recapacitó y quiso sacar a su pequeña de la torre pero fue demasiado tarde, Adalés havia muerto de amor y tristeza.

Cuentan los habitantes de Cardona que aún a la media noche se ve puede ver el fantasma de Abdalá con su caballo blanco, cerca del castillo y de la montaña de sal.

¿leyenda antigua?, ¿realidad antigua?, ¿realidad actual?

Esta es una de las miles de cosas que nos ha planteado el bonito fin de semana en Cardona. Pueblo a tan solo 80 kilómetros de Barcelona que te transporta de la edad media a tiempos más modernos de su mina de sal. Totalmente recomendable.

 

 

CAMINO DE SANTIAGO III

Salimos temprano, era nuestro penúltimo día de camino, los dolores eran mínimos y el tiempo nos acompañaba, hacía una temperatura perfecta para andar.

Los primeros 14 kilómetros hasta Arzúa se hicieron solos, estábamos rebosante de energía pero paramos hacer un acuarius y las agujetas hicieron presencia, parar se vuelve un error, nunca había detestando tanto descansar, levantarse de la silla significa notar cada uno de los músculos de mi cuerpo. Diez kilómetros más paramos a comer, había sido una mañana extraña, sin peregrinos, habíamos andado más de veinte kilómetros y apenas nos habíamos cruzado a nadie, el restaurante también estaba desierto y el dulce cocinero nos hizo lo que nuestros deseos pedían: un bocadillo enorme caliente de jamón del país con queso desecho. Tuve el error de sacarme las botas, tenía que curarme pero prolongue demasiado la libertad de mis pies y marcharnos fue un drama, mis pies creídos que ya estaban descansando, se hincharon, se enfriaron y ponerse en pie fue dolorosisímo. Los siguiente kilómetros los hice lentos, padecientes pero me había comprometido conmigo misma y lo quería hacer.

Llegamos a O Pedrouzo sobre las siete de la tarde, muy, muy, muy cansadas, con más de 33 kilómetros en nuestras espaldas pero muy orgullosas. El amable dueño de PR Una Estrella Dorada me dio hielo para mis pies y nos ofreció la habitación más maravillosa del mundo, al menos en ese momento me lo pareció. Lo indispensable depende de la necesidad, el resto…sobra.

La mañana siguiente, fue renovadora, nos encontrábamos bien y el sentimiento de orgullo era incluso mayor. cargamos la mochilas para nuestro último día de camino, se mezclaban mariposas estomacales de emoción, nervios, ganas de llegar pero también nostalgia de lo que habíamos pasado. Fue el camino más feo que habíamos hecho pero la emoción se notaba en el ambiente, en cada peregrino que nos cruzábamos, hoy llegamos.

Llegar a la plaza del Obradoiro fue extraño, satisfechas por el recorrido hecho, dejábamos atrás cinco días intensos, ¿habíamos aprovechado?, ¿habíamos cambiado?, ¿los habíamos vivido suficiente?  Aquí había acabado…

CAMINO DE SANTIAGO II

Dolor, dolor era la única palabra que aparecía en mi cabeza al sonar el despertador en mi segundo día de camino, el simple gesto de parar la arrogante musiquita del móvil, me había hecho notar cada uno de mis músculos del cuerpo, más de los que creía que tenia, allí me di cuenta que tenia más agujetas de las que había tenido en la vida. Encima el costoso gesto no me había servido para nada porque en diez minutos de: ooooooooooooooogr en la cama, mi brillante aparato volvió a sonar.

Cuando conseguí abrir mis ojillos verdes llenos de agujetas, sí, se puede tener agujetas hasta en las pestañas me di cuenta del día que era: el cumple de mi ma. Inmediatamente me tiré encima de su body cantando la alegre serenata: cumpleaños feliz, cumpleaños feliz. Me pase tres pueblos, demasiada euforia para tanta agujeta porque luego no podía andar ni hacía baño, arquee las piernas tal montador de caballo y las arrastré hasta el inodoro. En esos minutos de pensamientos profundos pude analizar la gran magnitud de mis agujetas pero me esperaban 25 km y a mi nadie me iba a decir no puedo, ni siquiera una agujetas. Tengo que decir que siempre he presumido de vida sana y la tengo pero estos dos últimos meses por causas opositoras y medicas no había hecho deporte y nunca se me ocurrió que pudiera pasar tanta factura. 32 años de danza, bici y pilates perdidos por dos meses de libros y descanso, injusto, muy injusto.

Lo curioso del caso es que los pies los tenia divinamente o me dolía tanto el resto cuerpo que de los pies ni siquiera me inmutaban pero el café, mucho chocolate, leche y ánimos hicieron que volviera a cargar la mochila y abandonar Portomarín.

La niebla inundaba el paisaje pero poco a poco, tras miles de arboles apareció el sol,y el asfalto, así 25km. Fue un día duro, parar era un drama o mejor dicho, volver a andar era un dramón y llegue al próximo destino como un cervatillo que aprende andar, mal y ridículo.

No se si fue culpa mía, de las agujetas o del propio pueblo pero no tengo mucho que decir de Palas del rei. Agradecer a la pensión Palas que fueron super agradables, con una perfecta y limpia habitación con baño y un desayuno más que completo. Dormí tantas horas y tan agustito que el día siguiente ya andaba medio normal.

En el desayuno coincidimos con una pareja que ya habíamos visto el primer día y hablando, hablando nos contaron algo que ya sospechábamos: hay un servicio que te lleva las mochilas de etapa en etapa por 4€. Eran reiterados los peregrinos que nos cruzábamos con pequeñas mochilas en sus espaldas a diferencia de los más de siete quilos que yo cargaba pero no teniamos ninguna prueba de nuestra extrañeza.

Volvimos a nuestra soledad de madre e hija y nos aventuramos al tercero día y el más light: Palas del rei- melide, 14km. Fue un camino verde, bonito y animado, llegamos enseguida. A las doce ya descargábamos las mochilas y observamos la lujosa habitación de: A Lúa do camiño, una gran casa acomodada para peregrinos con baño particular y habitaculo más grande que muchos pisos de Barcelona.

Melide presume por su pulpo y no le hicimos ningún desprecio, nos pusimos las chanclas, playeras(según de dónde seas pero es lo mismo) y fuimos al Ezequiel: Sólo me quejaré que no tenia clara con limón pero por el resto….mmmmmmm…por el resto… nunca había comido algo tan rico, tan sabroso. En Ezequiel entendí como es el buen pulpo, no la cosa viscosa que había comido antes por compromiso, ahora me vuelto exigente, tiene que haber un asociación de los comilones del buen pulpo, el resto puajjj

Con la tripa bien llena nos relajamos en nuestra grande habitación, al día siguiente nos esperaba una etapa de dura, la más dura, 33km y necesitabamos decansar

 

Descansar vosotros también, feliz, feliz semana, el domingo que viene acabamos el reto santiago(sarria-santiago en cinco días)

 

 

CAMINO DE SANTIAGO I

Los que me seguís en el canal de Youtube: The Sweet Words Tv ya estaréis viendo mi pequeña aventura Gallega pero me apetecía ponerle unas cuantas letras a esta experiencia.

Primero quiero quitarme el sombrero por la gente que anda el doble, el triple, el cuádruple que ande yo y pedir disculpas si he ofendido a alguien. Ni quiero, ni pretendo juzgar a nadie: ni a los que andan mucho, ni a los que andan poco, ni a los que llevan mochila o ha los que no la llevan, que duermen en albergues o en hoteles. Yo he vivido mi camino, he sacado mis conclusiones y creo que eso tenemos que hacer cada uno: no mirar las botas de los demás sino las propias.

Hace mucho tiempo que quería tener esta experiencia pero por multitud de razones o excusas, según se mire, nunca había encontrado el cuando y el con quién. Eran dos cuestiones fáciles de resolver: ¿cuándo? Cuando tuviera unos días, ¿quien? Cualquiera, sola, contigo… que más daba pero en el fondo supongo que no quería porque si quieres algo  en la vida, lo haces o al menos pones todas las energías en ello, o¿no?

Bueno, el caso que este año se lo propuse a mi ma(mi mamá), una experta en el camino de santiago: el francés, el inglés, el de la plata y el primitivo, y aunque manifiesto fervientemente que cada camino es único y particular de cada uno, ir con alguien que ya había pisado esas tierras u otras más lejanas, anima por los miles de consejos útiles que recibes, trucos y sobretodo ánimos.

Salimos desde Sarria después de una noche en el tren de larga distancia, nos armamos las botas y nos comimos un bocadillo gigante. Con el estomago lleno y con la credencial* del peregrino en mano nos atrevimos con los primeros metros, el calor aún no hacia presencia pero el frío de Galicia tampoco, ni la lluvia y eso se agradece.

El primer día fue intenso pero tenia tantas ganas que mis pies andaban solos con sus botas nuevas, llegamos a Portomarín en unas 5 horas, 22,4 km y satisfechas llegamos a la primera pensión que previamente había reservado mi madre. Quiero explicar que bajo mi criterio reservamos pensiones y hostales porque yo no sabía a lo que atenerme con los albergues. siempre aconsejo que no tengamos prejuicios y esta claro que yo los tuve y ahora me arrepiento, esto lo explicaré más adelante. Nosotras comimos en el mismo pueblo, de los más bonitos que dormimos y descansamos en el Portomiño, en una habitación con dos camas y baño en correctíssimo estado.

*libro que obtuvimos en el bar dónde desayunamos pero también se puede comprar en las oficinas del peregrino que hay por todo el camino. Es importante que vayas consiguiendo sellos en los diferentes comercios que te encuentras durante el camino para demostrar tus quilometros andados y obtener la compostelana**

**Certificado que te dan totalmente gratuito en Santiago de Compostela si demuestras con el libro de credenciales del peregrino que has andado más de 100 km. Desconozco que distancia tenéis que recorrer en bici o caballo para tener el mismo certificado, supongo que en el primer caso es más y en el segundo menos, por salud del animal, el caballo.

No me quiero hacerme pesada así que os dejo algunas fotos y en el siguiente post sigo…