“Bienqueda”

Como el turrón vuelvo para navidad, hacía tiempo que no pasaba por aquí pero necesitaba un descanso, como el turrón, si lo comiéramos cada día lo asqueariamos pero con un poco de tiempo lo echamos de menos, lo deseamos de nuevo y vuelve de nuevas formas y sabores, pues yo también o al menos eso intento.

Primer fin de semana de diciembre y parece que ya toca hablar de navidad y yo me debato entre las ganas y la pereza. Ganas porque a mi pequeña niña interior le chiflan las luces, las ilusiones, los dulces, los regalos(no lo puedo negar… casi más hacerlos que recibirlos, sobretodo si son creativos) y pereza por el “bienqueda”. La gente suele decir que no le gusta el consumismo pero francamente eso lo podéis cambiar si queréis, a mi me encantan los regalos pero como ya he dicho: los personalizados. La mayoría de nosotros nos compramos lo que necesitamos durante el año, pues si quieres mostrar tu amor a alguien, hazle algo a mano o una idea que solo sea para ambos, no sé, es mi opinión… o sino regala un vale, del súper, de la perfumería, para textil… es poco nostálgico y romántico pero a los mileuristas siempre nos viene bien. yo aborrezco el “bienqueda” que incluye regalos por obligación que creo que no habría que hacerlos(aunque decirlo y hacerlo es un universo) pero sobretodo la “unión” familiar. ¿Cuántos hay que no se pueden ni ver y lo hacen esos días <porque toca>? Toco un tema muy recurrido pero sinceramente, muy poco resuelto porque lo seguimos haciendo. ¿Quién no ha pensado alguna vez: que pinto yo aquí? Pues somos muchos por no decir todos en algún momento de la navidad pero lo seguimos haciendo porque los yayos no tiene culpa, porque la mamá no tiene culpa, porque el primo solo viene ese día…

Yo no os voy a decir cómo resolver vuestros enredos mentales, no soy la indicada pero sólo deseo y no sé porqué me da la sensación que diciéndolo aquí es un poco más posible, es: que sea una navidad tranquila(la mierda viene sola, así sonríe e intenta sacar lo mejor del momento), llena de ilusiones de verdad(piensa proyectos, metas…) y muchas risas(mi adicción). Piensa que algunas de las personas que están allí en esa mesa llena de comida un día no estarán y a ellas si las echarás en falta, enfócate en ellas.

Brilla
Thesweetwords_l.a
Anuncios

Sexo en tú ciudad

Esta semana se han cumplido 20 años de una de mis series favoritas “sexo en Nueva York”. Aunque muchos la tacharon de memez, superficial e incluso de machista ya que uno de sus pilares era: <chica adicta a la moda, buscando el príncipe azul>, para mí fue una puerta abierta a la tolerancia, a la libertad y al sexo. Yo me quedo con la parte más feminista porque como todo en la vida las cosas son como tú te las quieras tomar y las quieras ver.

Esa pelirroja Miranda que quiere disfrutar de su éxito en su carrera y no disculparse por ello.

La delicada charlotte clásica, llena de tabúes y inseguridades que aprende de sí misma.

La alocada samantha con más experiencia que tabúes, con tanto amor por ella misma, por el sexo y por su vida.

Y por último, la prota, la loca de los zapatos y la moda, en busca continua de su independencia y el amor, Carrie.

Yo sigo apostando por esta serie: por hacerme reír, llorar e incluso abrirme a nuevos aprendizajes.

Seamos distintas, parecidas, clásicas, alternativas, monógamas, promiscuas pero siempre nosotras, apostemos por nosotras misma y seamos de verdad. Respeto y autenticidad.

Sexo en Nueva York
Elea

Mi programa electoral

Después de tanto cambio en el poder ejecutivo español en menos de 72h y ya metida en oposiciones, me ha dado más gusto de lo normal repasar nuestra Carta Magna, la constitución del 1978 y ante la visión que cualquier español mayor de edad y con todos los derechos políticos pueden ser presidente, a la vista está sr. Rajoy, presento mi programa político:

1- Plan nacional de educación básica, tipo decir “buenos días” y un simple “hola” y “adiós” en los ascensores. Pago de impuesto a los amargados porque si, todos tenemos problemas y no machacamos a nadie. Y asignatura de inteligencia emocional en las escuelas y refresh en las empresas y en el INEM. Enseñamiento global de “aprender a decir las cosas”, empatizar y no juzgar.

2- Impulso y desarrollo de un feminismo nacional, hacer entender que se busca una igualdad y que feminismo no es lo contrario que machismo. Libertad, seguridad y respeto.

3- Establecimientos de controles efectivos de sueldos, hacer desaparecer tanta diferencia económica entre puestos. Ni de coña diferencia económica por razón de sexo.

4- Protección de la diversidad familiar: monoparental, pluriparental, soltería o pluri amor, siempre con la voluntad de cada individuo. Ayudas a las familias monoparentales y cursos gratuitos a todas las familias que quieran potenciar un hogar con más amor, más risas y evolución positiva para todos.

5- Reforma en el código penal: obligatoriedad de devolver el dinero robado, expoliado y escondido. Debate de penas de los violadores. Multas coercitivas y estancia en centros de control psicológicos a los cabron@s, estafador@s, abuson@s y burlon@s.

6- Compromiso de garantizar la sostenibilidad del sistema de pensiones y protección de nuestros mayores, “el diablo sabe más por viejo que por diablo”, son un valor poco cuidado. Hacer comidas ricas, desgrava y cuidar de los nietos tendrá beneficios fiscales.

7- Agricultura: Prohibición de alimentos o sustratos contaminantes: que los tomates sepan a tomate, no a papel reciclado. Control de ganancias y precios entre los agricultores, transportista y vendedor. Igualdad y calidad.

8- Alquiler estable y asequible. Poco más añadir. Alquiler estable y ASEQUIBLE.

9- Creación de un sistema de collejas verbales a los pedantes, presumidos, prepotentes y estúpidos. Cursos de aprendizaje a pedir perdón y beneficios fiscales a los que traen alegría y risas.

10- Nuevos controles de seguridad social: permitir las bajas para cuando te han roto el corazón, justificación de faltas por granos indisimulables, control y castigo a la gente que engaña y abusa; y aceptación de una medicina mixta natural y química.

11- Defensa al menor: disfrutar de la niñez: menos deberes y más creatividad aprendiendo, aprender jugando. Defensa de tu niño interior: porque cuesta mucha adultez y muchas ostias en la vida para volver a sacar el niño que llevas dentro y saber disfrutar de lo verdadero. Acceso accesible a todos y a todas las edades al aprendizaje, reciclaje y nuevos estudios.

12- Poder judicial: más control de valores éticos y morales de los magistrados, cursos de realidad social. Reforma y aumento de la planta judicial con oposiciones adecuadas a cada puesto y cursos periódicos de amabilidad al público y refresh de la materia de la cual se dedica(civil, penal, laboral y contención administrativo).

13- Plan de cultural musical: que haya música en ciertas plazas y calles, vía conciertos, audios y pantallas con vídeos musicales.

14- Eliminación de privilegios de la monarquía y reforma de su existencia, debate de su abolición o cobro por trabajo realizado.

15- Pago de multas a odios, amenazas y faltas en las redes sociales.

16- Redefinición de becarios: si quieres uno lo pagas de tu sueldo.

17- Protección absoluta a los animales, a los gorditos, peludos, pequeños, grandes, calvitos, de todo tipo. Ayudas a la adopción.

18- Eliminación del senado y más control ciudadano de la única cámara útil. Creación de comisiones ciudadanas.

19- Religión libre, desaparición de beneficios a la religión católica y más cultura de las demás, incluyendo ateos y agnósticos.

20- Libertad de sexo: redefinición de la libertad sexual, cada uno haga y deshaga lo que le da la gana con su cuerpo. Todo o nada, a veces o nunca. I a nadie le importa. Respeto ante todo.

Aún estoy pensando el nombre del partido pero me muevo entre: carpe diem y NTCHIFA , “no tengo el chichi para farolillos”.

DI CHI

Di chi
Elea Martínez

Calla Rajoy ahora me toca a mí

Calla Rajoy
Elea

Elea Martínez

thesweetwordss@gmail.com

Instagram @thesweetwords_l.a

Bridget Jones de 30

A quien no le ha pasado ¿mirar al de al lado y verlo perfecto, guapo, listo y tú con los brazos cruzados tapando el manchurron de café del primer sorbo cafeinoso de la mañana? Y rabias, te sientes cutre, pues ese es el el/la bridget Jones que llevas dentro. Todos tenemos un@.

Esta semana se han cumplido 17 años que se estrenó la película “el diario de bridget Jones”, para muchos una película chorra pero para muchos otros y sobretodo muchas otras, fue un alivio cómico, un consuelo al fin y al cabo de nuestro día a día.

Yo vi la película con apenas 17 años y me reía de esas típica soltera(no me gusta el término solterona) inglesa( a pesar que la actriz es americana) en sus patosas y mal suertudas situaciones diarias y ya entonces me sentía reflejada, imaginaros con los años: con encuentros en el peor momento, citas desastre y vivencia varias que dan para escribir un libro. La película salió de un bestseller de Helen fielding, que intentaba normalizar y desdramatizar a la nueva chica del siglo XXI y tirando de humor acaba haciendo divertidas ridículas situaciones que nos pasan a tod@s y deseamos rebobinar, borrar o morir… hay que reírse…

Yo me visto haciéndome la coqueta intentando seducir a un chico con un chupachup en la boca que yo creía sexy pero con previo manchurron de caramelo ultra rojo en todos los dientes, así más de una hora, él callado y asustado; en otras muchas ocasiones los nervios me han traicionado y he tartamudeado cuál lerda, lo he tirado todo, lo mucho o poco que llevaba en las manos, yo y mis manos de mantequilla… e incluso me visto con reacciones de no reconocerme porque el que tengo delante me gusta, me impone o ambas cosas, tipo: decir cosas que no pienso, reír como una pánfila y hasta chulear, cosa que ni soy, ni me gusta en nadie. En una ocasión cocine con tantas ganas que se me quemó todo y en otra bebí un par de cervezas sin casi comer de los nervios mientras me preparaba que tuve que anular la cita, que mareillo y vomitona más ridícula. Recuerdo otra que llevé a mi cita al teatro, me habían regalado dos entradas y yo toda chula, quería fardar pero resultó un espectáculo experimental el cuál fui incapaz de entender pero de los nervios me dio la risa nerviosa que hizo que nos sacarán del teatro: a mi, a mi risa escandalosa, a él y a su vergüenza.

Estas anécdotas son nuestra bridget que llevamos dentro y yo doy gracias( después del tierra trágame y del tiempo) por las risas al recordarlo, por aprender a reírse de uno mismo e incluso de aplicarse para futuras ocasiones. Yo me propongo respirar despacio para atemperarme en ocasiones así… algún día me saldrá.

¿Qué bridgeadas te han pasado a ti?

Hoy en día podríamos actualizar la peli con una Bridget queriéndose bajar de la vida porqué el chico que le gusta la deja en visto, esforzarse por no escribirle, prometiendo que no lo hará y cayendo a ello, equivocándose de grupo de waxap, ¿a quién no le ha pasado? Se te pasa la vida por delante… o llamando “puta” a su jefa cuando le quería llamar “pura”…

Las modernezes nos traen nuevas bridgeadas… ¿cuál es la tuya más sonada.?

Instagram @thesweetwords_l.a

Fantasía

Cuando leéis el titular fantasías seguramente os lleva a pensar directamente en las sexuales y sin tener nada contra ellas, todo lo contrario, hoy quiero hablar de las fantasía en general, en el estado que te permites meter dentro de tu mente y te dejas llevar, y me gustaría que analizaras un poco las tuyas, se aprende mucho de uno mismo, me explico:

La fantasía es aquella secuencia, aquella situación, aquel corto, incluso aquella película que tú creas en tu mente, la cuál tendría que ser a tú gusto y semejanza, proporcionar placer y con ello endorfinas(hormona del placer), el problema viene cuando pones límites y miedos, tabúes y juicios a tú propia fantasía, generas ansiedad y culpabilidad, y es eso lo que tienes que “trabajar”. Hay que ser consciente de quién eres, qué tienes, qué consideras bien y mal pero se libre de imaginar. Dicen que no hay más loco que el que está totalmente cuerdo.

No por fantasear robar un banco eres un ladrón, pues permítete desvariar un poco, gozar, suéñalo, escríbelo o simplemente disfrútalo porque si en algo somos libres es de nuestro propio pensamiento. Y no olvidemos que una de las mayores magias de este tema es el poder que te dan sobre: el qué, el cómo y luego qué hacer con ellas, guardarlas en tu intimidad, sólo tuyas, nadie tiene que saberlo o si te apetece, compartirlo.

Conozco una persona que para poder fantasear con otras mujeres tenía “que matar en sueños, en fantasía” a su propia mujer. Pues, ¿no es más descabellado es ese acto de matar para poder pensar con libertad?, tal barbaridad le hizo preguntarse qué tipo de relación tenía y averiguó que en una cárcel dormía.

¿Cuales son tus fantasías?

Thesweetwords

The Sweet Words The Sweet Words The Sweet Words The Sweet Words

Para toda la vida…

Hay consejos que no importa en la edad que los escuches, ni el momento y nunca está de más recordarlos de vez en cuando. He recopilado unos cuantos que a mi me ayudan, me gustan y me servirán para toda la vida:

Vete lejos del que no te quiere.

Contesta siempre, tú no eres nadie para despreciar a nadie y el silencio es un despreció.

No des más explicaciones de lo normal, podrían parecer excusas.

Por más dinero que tengas en vida, al momento de morir no te llevarás nada, así que no cambies momentos importantes en tu vida por dinero.

Vive tu vida para disfrutar, no para impresionar.

No te hagas menos, todos los seres humanos estamos hecho de lo mismo, no eres más ni menos que nadie.

Nunca le prestes más atención a tu móvil que a una persona.

Cuando te pidan guardar un secreto, hazlo.

Tener el poder de hacer algo,no significa que debas hacerlo.

No le mientas jamás a tu doctor.

Cada quien acepta el amor que cree merecer.

Nunca comas enfrente de alguien sin ofrecer.

Por más años que pasen, nunca es tarde para pedir una disculpas.

Usa condón.

Aunque tengas la fortuna de tener muchas cosas, no las presumas.

Admite cuando te equivocas y si es necesario corrige tu error.

Si vas a hacer un favor, hazlo por completo.

Mira a los ojos cuando hables con alguien.

Da las gracias a todas esas personas que facilitan tú vida a diario. (basurero, taxista, etc.)

Perdónate a ti mismo por esos errores que cometiste en el pasado y aprende de ellos.

No tiene nada de malo ir al cine solo o de excursión o lo que sea, esta bien.

Si no entiendes algo, pregunta con humildad.

No tiene nada de malo querer dar un giro de 180° a tu vida en cualquier momento. O de 360º.

Viaja.

No porque hayas tenido un mal día te puedes desquitar con las personas que te rodean.

El perro, gato, hurón o hámster que vive en tu casa no se le dice “mascota”, se le dice: familia.

El dinero sólo obtiene valor si lo compartes o lo inviertes en una buena causa.

No hay mayor poder de atracción hacia otra persona que cuando eres tú mismo.

No permitas que tu felicidad dependa de nadie.

No trabajes en caerle bien a las personas, trabaja en caerte bien a ti mismo.

¿Tienes más? Enviamelos al Email: thesweetwordss@gmail.com o Instagram @thesweetwords_l.a y haremos una segunda parte.

SWEETCENICIENTA MODERN@

Cenicienta: “Ceni” para todos o “Ce” para sus amigas, 37 años, soltera, colgó al príncipe por controlador y fetichista de zapatos. Llegó a Barcelona hacía tres años para alejarse de la loca de su madrastra y las Instagramers hermanastras cansinas. Trabaja como… administrativa en una escuela de audiovisuales, esperando su oportunidad.

Bella (durmiente): rubia antes que nada, 32 años, soltera, se aburrió de su príncipe hacía años, enamoradiza, ahora juega más con princesas. Estudia enfermería y vive con su padre.

La Bella: Le llaman “B”, 35 años, funcionaria, dos renacuajos gemelos y un marido muy ocupado.

Blancanieves: 34 años, trabajadora social, vive con su pareja estable desde que dejó a los enanitos. Tiene un hijo de su anterior relación.

Caperucita: 29 años, se le acaba el tiempo… para todo. Inconformista, luchadora, trabaja de lo que encuentra, adora el rojo. No tiene hijos y novio… a veces.

Ceni ya llegaba tarde, hacía días que intentaba juntar a las chicas y a lo que lo consigue llega tarde, a su propia casa.

En la puerta ya estaba Blanca, Cape y Bella con la capucha puesta:

-¡¡vamos gorda que se me riza la melena!!- le saluda Bella, sin poder bajar aún de revoluciones Ce abre la puerta o lo intenta porque las llaves no responden, “mierda estas no son”

– ¡¡Jodeeeer, me dejado las llaves en la oficina y hoy la loca no esta!!

– Tú madre…- dice Cape

– No pasa nada Ce, vamos a cenar por ahí y luego te viene a mi casa- les calmo dulcemente Blanca

Después de cagarse en la madre que la parió, Ceni no tuvo más remedio que ceder y pensar en algún sitio cerca. Enviaron un waxap a B y entraron en el Bar más glamuroso que encontraron por el Barrio, regentado por chinos. Era noche de chicas, a parte de cerveza y ellas mismas, no necesitaban mucho más. “B” fue la que llegó más tarde pero era la que andaba más agobiada así que no se lo tenían en cuenta, llevaba casada con bestia, “best” para los amigos, desde hacía 5 años. “Best” trabajaba en marketing, un trabajo que nadie entendía exactamente, creo que ni él mismo pero le permitía pagar la casa, facturas y bastantes caprichos, a cambio solo estaba la mitad de cada mes en casa, la otra mitad vendía por el mundo. Se casaron al saber que ella estaba en cinta y por suerte o por desgracia, vinieron dos, uno precioso, el otro magnífico, el uno nervioso, el otro terrible. Procuraba ser buena madre, perfecta esposa, mejor trabajadora y perfecta mujer aunque tenía la sensación que nunca hacía nada del todo bien. Era la que más necesitaba desahogarse pero estaba tan harta de escucharse lamentar que no tenía ni ganas de hablar, tras saludar se quedó embobada escuchando a la exagerada pero siempre divertida Ceni. Ce estaba quejosa y eso la hacía incluso más graciosa, estaba superada por los últimos acontecimientos de su vida y en vez de llorar le daba por bromear, supongo que era su método de superación. Hacía dos semanas que su madrastra había aparecido por sorpresa en su apartamento de 30m2 gritando como una histérica, eso no era extraño, despotricando de sus hermanas instagramers, harta de no poder ser libre en su propia casa así que decidió conquistar la mini vivienda de su hijastra mayor. Ceni por no querer ser mala persona, no la pudo echar y con la nueva aparición desapareció su poca vida, sobre todo la sexual y eso que estaba más cuerda y más buena que nunca porque por no ir a casa se pasaba sus horas libres leyendo en parques y en el gimnasio. Ce estaba liada hacía ya más de un año con uno de los profesores de su academia, el cual estaba casado y ni siquiera ella sabía que narices le veia su mujer y mucho menos ella, sí, estaba el morbo, la atracción de lo prohibido pero era gilipollas, no valoraba ni a su mujer, ni a ella, estaba claro pero lo permitía, ella tenia igual o más culpa que él pero habiéndose quedado sin nidito de amor, don profesor no daba muchas señales, las justas para que ella no le olvidara y aunque Ce lo sabía, caía como una tonta, seguramente él pensaría que la tenia comiendo de su mano por eso no luchaba por ella, la vida le habia enseñado que muchos hombres solo valoran las cosas cuando ya lo han perdido o estaban con otro; penoso, asqueroso y patético, y aunque ella sabía todo lo negro que cubría su escondida relación no sabía, no podía desaparecer. Ce también tenía algún que otro tonteo con un chico de Tinder, el primero que en la primera cita no la quiso llevar a la cama o al menos lo disimuló más que los demás pero no era el profesor y si cedía a otra cita implicaba dar más explicaciones de las que la apetecía dar. Este chico si tenía pinta de apreciar lo que tenia y a ella no le removía tanto, ¿porque? Ce realmente estaba hecha un lío, en el fondo sabia que la vida le había traído a satanás(su madrastra) en señal que dejará al profesor pero ella se resistía y el mundo Tinder tampoco le había ayudado, le repugnaban todos esos babosos que solo quería un polvo, que acababan ellos egoístamente desahogados y ella con la culpabilidad y sin orgasmos pero a la contra si no notaba nada también era un “que me estás contando, no te gusto o ¿estás muerto?”, así que sin saber lo que quiere, le da los buenos días cada día al único chico Tinder normal que se había encontrado, incluso se había acostumbrado a saludarlo cada mañana por waxap el último mes, mientras se aclaraba. A veces se sentía poderosa de reinar su vida a veces se sentía una desgraciada. Bella se reía por los aspavientos de Ceni mientras contaba sus cosas, a ella le parecía todo de lo más exagerado, la rubia Bella era de plantearse poca cosas ahora mismo y simplemente intentaba vivir el momento. La gente le solía preguntar por su trabajo que no tenía, su marido que no tenía y sus hijos que no tenía intención de tener y le resultaba divertido o poco importante, tenía otras cosas de las que preocuparse hasta hacía poco. Llevaba las últimas semanas discutiendo constantemente con su padre, él se sentía en el derecho de exigir porque vivía bajo su techo y con sus cuentas, Bella sabía que tenía razón pero hasta ahora nunca había sido un problema y ahora le venía grande pensar en todo aquello, no le apetecía hablar. Cuando dejó a príncipe se sintió pérdida, se habían vuelto muy dependientes el uno del otro y al intentar buscarse a sí misma se perdió, estuvo muchos meses entre depresión, ansiedad y crisis existenciales, demasiados años siendo la hija perfecta, la novia perfecta, la princesa que todo el mundo esperaba pero se borro a ella misma y así reaccionó sin darse cuenta borrándose a ella misma, casi muriéndose, acabó poniéndose en manos de profesionales y cuando empezó a ver la luz, la vida le comenzó a presionar de nuevo, <quién eres, qué haces, qué quieres>, preguntas que iba respondiéndose a su ritmo que no era el de los demás y no todo el mundo lo respetaba, encima le faltaba una semana para que le viniera la regla lo sabía, lo sentía y le pesaba; le dolía la tripa desde hacía días se sentía hinchada y hoy el cuerpo le pesaba como si llevara cargando un elefante. No tenia muchas ganas de hablar pero si de estar con ellas. Cape por lo contrario vivía intensamente la historia de Cenicienta, se sentía aludida, empatizaba un montón con ella. Cape era una una loca divertida apasionada por la vida, feminista donde las haya y risueña en sus buenos y eran muchos los buenos momentos pero cuando le entraba el bajón tendía a tener una conducta temeraria, obsesiva y autodestructiva. Pasaba poco pero cuando se angustiaba, deseaba morir. Esa noche se sentía bien, muy bien de hecho, hacía ya un par de meses que trabajaba como responsable de sección de una tienda deportiva, le gustaba saber el horario fijo que iba a tener y el sueldo que iba a cobrar, no necesitaba mucho más que su tiempo ordenado y su tiempo desordenado para ella. Le pesaba la losa de la familia, su abuela le había pagado unos estudios de calidad como abogada pero detestaba ese trabajo y con la excusa de la crisis había capeado la presión. Ahora la abuela ya estaba demasiado mayor para presionar, ya lo hacía su propia culpabilidad por ella pero en la tranquilidad de su casa ella era feliz, dentro del quiero y tengo, iba consiguiendo una balanza equilibrada que le hacía sentirse bien y eso valía mucho. Amorosamente tenía poco que contar, tan pronto se enamoraba, tan pronto se cansaba o si seguía enchochada, la dejaban, esa era su história pero le gustaba el amor, más que el sexo aunque ahora le resultaba más fácil encontrar sexo que amor y dependiendo de la semanas entraba al juego o no. Blanca a diferencia del resto de amigas podía presumir de una vida estable, la que todas envidiaban pero era poco pretenciosa o mejor dicho era poco presumida, se dejaba el alma en los demás y muchas veces eso hacía que muchos se aprovecharan de ella, Blanca era consciente de ello y le daba rabia ver cómo el mundo donde estaba criando a su pequeño era tan horrible pero tenía la esperanza de enseñarle otras cosas y que él y otro futuros hombres/mujeres como él hicieran un mundo algo mejor, al fin y al cabo ella no sabía ser de otra manera y para postre se negaba a renunciar a su manera de ver la vida, podría ser algo floja para algunos pero realmente era hermosa, tierna y feliz.

continuará…

Vida

Vida, creo que es mi palabra favorita, en biología se refiere a la capacidad de nacer, crecer, metabólicas, esconder a estímulos, reproducirse y morir. Científicamente se amplía además a la capacidad de administrar recursos, adaptarse y aprender.

Para mi es algo más personal, me gusta la sonoridad de la palabra, cómo suena cuando se la dices a alguien para demostrar cariño, me gusta la palabra vida como futuro, esperanzas y sobretodo adoro el significado que tiene para mi, nada parecido a lo que nos dice la ciencia: vida = vibrar.

Los días pasan y suceden mil cosas pero para mi la vida es lo que nos hacen sentir esas cosas. A mi sentir, VIDA es esa vibración que te hace sentir vivo: las mariposas del estomago cuando le ves, las carcajadas con alguien, los instantes antes de abrir un regalo, el arropamiento que sientes cuando te abraza tu abuelo, ese dolor de tripa cuando vas a tener esa cita, cuando te das la vuelta y ves a la persona de la que te has despedido mirándote y sonriendo, como también la carcajada de un niño es una mágica sensación, incluso vida son esas lagrimas que caen sin cesar cuando te han roto el corazón, cuando escuchas esa canción, el vacío(para mi dolor, también vida) que trae un recuerdo de alguien que nos falta, una mirada desgarradora…los detalles son importantes, así fijas los recuerdos, hacen vida y muchas de estas cosas suceden en navidad y por ello para mí es la época más maravillosa del año…

Aprovecho para informaros del nuevo reto que empieza una gran amiga @byncs(en Instagram) para transportar a Instagram la magia de la navidad, 15 días de fotos navideñas que nos hagan amar é incluso reconciliar con esta época. Empieza el día 22 de diciembre con el #retoOhfu. Nos vemos en Instagram @thesweetwords_l.a

Frases de mierda. Dos.

Hoy me he levantado gruñona… Será porque ayer me fui a dormir con frases que tanto me gustan de mi adorado instagram pero es que hay algunas que me hacen volver a un antiguo post: frases de mierda, esta vez: dos. Me he currado el título, ¿eh?

Si te quiere te vendrá a buscar: y el otro pensó lo mismo y os quedasteis con las ganas. Es como el que se queda en casa y se queja que no encuentra trabajo, ¿te va a venir a buscar? Eso no pasa, pues lo otro TAMPOCO.

Si te quiere te cuida: pues esta no es “de mierda” pero si es una “mierda” que no sea así. Lo primero que tenemos que entender es que cada uno es como es, a cada uno nos han educado en un ambiente distinto y que hay gente que simplemente no lo sabe hacer de otra manera, díselo, explícate, HABLA. (Me refiero a falta de costumbres, mimos o formas de funcionar, no a falta de respeto y peores, en ese caso envíalo directamente a la MIER**)

Quien te hace daño es quien al final te necesita: esta es una frase de mierda y encima es verdad. Los humanos somos tan estúpidos que cuando tenemos algo no lo apreciamos y cuando lo perdemos lloramos. Pues ala a llorar o espabila.

Si sueñas con alguien, es porque se durmió pensando en ti. Me encanta esta frase en mi mundo rosa con unicornios y casas de azúcar.

-¿quedamos para hacer un café?

-no, gracias, no me apetece

– Jolin que borde

Decimos hasta el hartazgo que seamos sinceros y cuando lo somos te tachan de borde, ¡aclarémonos!

Hablé tanto de ti que nos rompiste el corazón como a 8 personas: esta no la considero de mierda pero me hizo gracia. Trabajemos la empatía.

Si eres feliz no lo digas, la envidia lo fastidia todo: esta si es cierta. Es de mierda y penosa.

¡Hasta la semana que viene!

Email: thesweetwordss@gmail.com

Instagram: thesweetwords_l.a

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑