Yo soy… yo, ¿y tú quién eres?

Cuando de pequeña me preguntaban qué era mi madre siempre respondía Maribel, nunca entendí que me preguntaran qué cuál era su trabajo, de echo cuando intentaban rectificar mi respuesta no era nada buena, no sabía que decir, nunca supe de lo trabajaba exactamente y no me preocupaba lo más mínimo, simplemente para mí era mi madre, mi mamá maribel y que estaba allí y eso es lo único que me importaba. Ya de adulta y quizás porque he acabado trabajando en el mismo sector tampoco me defino por mi trabajo. A pesar de lo que se pueda pensar, si me gusta lo que hago y adoro mi horario pero no me define, no porque no quiera sino porque no lo siento.

Soy soñadora, buscadora de risas, soy quien no soporta a los quejicas y quien le pone la gente fuerte, no de formas sino de aprendices de la vida, me gusta el deporte por el efecto que hace en mi, no soy una santa, ni lo pretendo, soy malhumorada con las injusticias y con la falta de sueño, me gusta el orden y las buenas olores, soy muy exigente con los demás aunque lo disimule pero más conmigo aunque no lo disimule, soy súper presumida pero me incomoda que me miren demasiado, soy quien le da por un alimento y lo come hasta aborrecerlo, soy quien llora por nada y ríe por menos, quien pasaría diez horas viendo csi y ninguna juego de tronos, soy celosa pero no envidiosa, soy cariñosa con quien yo quiero pero no me toques si no te conozco, soy encantadora al igual que borde cuando me harto, soy extrema, en todo, intensa hasta hartar pero no soporto el victimismo…

Soy todo eso y muchas cosas más, lo soy ahora, en unos años seré muchas otras cosas más pero no mi trabajo.

Y, ¿tú quién eres?

Sweet
Yo
Yo
Soy
The Sweet
Yo
Anuncios

Imperfectamente perfecta

Para muchos de vosotros os parecerá una auténtica tontería lo que voy hacer hoy pero para mí es un paso enorme en mi evolución personal:

www.thesweetwords.comwww.thesweetwords.com

http://www.thesweetwords.com

Presento mi mancha de fresa, técnicamente llamada Angioma plano o mancha de vino de oporto, nací así, es mía y de nadie más. Sí, me cuesta exponerme aunque para muchas personas será una soberana tontería pero para mi no, de hecho estoy escribiendo estas líneas y ando dudando pero espero que sirva para sacarme otra mochila pesada de encima. La foto es bonita, no se ve toda la magnitud de la mancha, me ocupa desde la planta del pie a…. arriba y por ambos lados de la pierna pero mi maravillosa persona que me acompaña cada día me ha ayudado a verme más bonita naturalizando el tema y haciéndome fotos sin recortes, ni retoque. Gracias ka.

Dejando aparte mi valor personal como ser humano, bueno o malo, mejor o peor, éste es un tema puramente estético, en apariencia meramente superficial pero ha sido un problema en mi vida. He pasado por experiencia vitales más duras que esto y he sabido superarme y reforzarme pero esto no.

Como Sweet Words repito en muchos post el valor de la persona, de la opinión personal y del crecimiento humano pero cuando vivimos en sociedad las opiniones o mejor dicho, las críticas, nos afectan y en un país que la envidia y el critiqueo es el pan de cada día tener una pequeña imperfección superficial te puede convertir en una diana de burlas. Durante más de treinta años he tenido que escuchar frases como: “madre mía cómo vas así, te has quemado”, “qué asco”, “tan bonita de cara y eso tan horrible”,”por eso eres tan presumida con el resto”,” yo de ti no iría ni a la playa”, “no te da vergüenza”, etc,etc,etc… y la más recurrente, “porque no te la has sacado”. Pues no lo hecho porque no pueden porque admito que esto me ha hecho sentir pequeña y horrible infinidad de veces pero médicamente no pueden eliminarla, no hay garantías que desaparezca y/o que las cicatrices y los dolores puedan ser peores. Se pueden eliminar este tipos de manchas en cara y en bebés pero en los ochenta que nací yo, no y mis padres me veían tan hermosa(por la experiencia de traer una personitas al mundo) nunca pensaron que fuera un problema, de hecho hasta mi adolescencia no eche cuentas de mi pequeña diferencia, gracias a mis padres, a los dos(lo único que mi adolescencia empezó pronto). Ah y no me olvido de las frases de compasión que son casi peor: “pobrecita”, “jooo, vaya, que penita”, “que putada” y la más escuchada: “eres tonta”, “es una atontada”, “eres muy tonta”. No lo digo orgullosa pero cada uno pasa las cosas como sabe y sobretodo cómo puede. No critiques lo que no te tocó vivir, ni sentir. Si no sabes que decir, no digas nada porque aunque es cierto que en ciertas cosas <digas lo que digas> es un error o se interpretará mal, más vale callar o simplemente decir “comprendo, no pasa nada”.

Bueno lo dicho a muchos os parecerá una soberana tontería estética pero yo lo he vivido en mi piel y fue distinto, desde: no llevar pantalón corto a no atreverme a desnudarme delante del chico que me gustaba por complejo.

Hoy lo hago público y igual que respeto a los que les parece una tontería porque racionalmente lo es: estoy sana, sólo es estético, no me falta nada, no tengo dolor, no tengo realmente nada, cuando vas a port aventura y un grupo de chicas se te queda mirando, señalando, cuchicheando(cosa que pasa mucho) y con risitas, de alguna manera: duele, así que también pido respeto para mí diminuto valor de decirlo hoy aunque seas una minuedad. Veo angelitos como Paola Antonini que me anima a que me dé igual todo(sobre esto), ella con unos valores espectaculares y una asombrosa belleza a echo de una tragedia porque sí fue una desgracia( lo mío no, mi fresa es natural e indolora) dar un mensaje muy positivo, de fortaleza, aceptación y respeto. Me saco el sombrero, toda mi admiración @paola_antonini.

También quiero añadir y admitir en público(por curación personal)que esto me ha hecho equivocarme en repetidas veces pero hoy se va a convertir en mi bandera de lucha. Mi inseguridad en ciertos momentos me han hecho tomar decisiones erróneas, buscar aprobaciones equivocadas y en personas que no me aportaban nada y actuar de forma que no va con mi ética, pido perdón pero también esta misma inseguridad a permitido que ciertos humanos la hayan usado para dejarme como una mierda y sin saber nada de mi fresa. Me explico, cuando tú estás de bajón en la vida, hay cierto energúmenos que perciben esa baja energía, esa debilidad o incluso la bondad del que tienen delante y aprovechan esa apariencia que creen débil para menospreciar, dejar mal a esa persona, ridiculizar y/o machacar. Con los años te das cuenta que estos seres se sienten la peor mierda del mundo o lo son y sólo procuran hacer de menos para sentirse mejor momentáneamente pero cuando el espejo les devuelve el reflejo se dan asco. Sólo los más cercanos a mí y de mi día a día sabrán que tengo carácter, mucho más de lo que aparento pero me gusta La Paz y la armonía pero cuando digo basta es hasta aquí, fin. Antes y a veces ahora(intento mejorar) soltaba mi “sobrepase” con cierta agresividad pero con los años me he dado cuenta que el estilo agresivo es que quizás funcione para algo concreto pero en conjunto empeora la relación con la persona sobre la que lo estamos ejerciendo y no consigues realmente lo que quieres y necesitas. Yo ya he optado por aprender, enseñar lo poco que sé y si no, ignorar como buena escorpión(cosa que diría mi yaya) o te amo o nada, muerte. Me ido un poco por las ramas pero quería referirme que somos un todo, por dentro y por fuera.

Poco más a decir, sólo gracias por leerme y si con esto ayudo a una sola persona con inseguridades(quizás yo misma)… bienvenido y gracias a ti.

www.thesweetwords.com@thesweetwords_l.a

Email: thesweetwordss@gmail.com

Cosas de la vida moderna… un día cualquiera

Suena ese maldito sonido del infierno, el despertador, me pesa el frío, no me puedo levantar y eso que vivo en Barcelona, en otras zonas no sé cómo lo harán… Me siguen tres gatos, quieren croquetas y yo un café pero todo lo tendré que hacer yo, incluido el de mi chico que he dejado roncando o respirando fuertemente…

Ducha, me visto, media rotas ¡joder, son nuevas y de las caras, no del PRIMARK que casi duran más! Mmmm recursos… pantalones encima, así no pasaré frío seguro.

Me voy al trabajo, tengo seis audios pendientes, ¿cuándo ha pasado esto?, los escucho, los contesto, toooodo el mundo me mira, ¿porqué?, ¿porqué? Hay gente que va con unos artilugios casi voladores en vez de andar, otros que llevan música a todo volumen y lo más fuerte, ancianos paseando a las siete de la mañana¿dónde irán?, ¿Y me miran a mí por hablar por un teléfono? No lo entiendo.

Horas laborables las voy a omitir, tendría un post entero para hacer alucinar al personal.

Hora de comer: me voy a un sitio de comida rápida, me siento culpable pero me chiflan los macflurris, ¿llevarán droga? Pues encima de cargar con mi culpabilidad de gorda, tengo que defenderme ante el currante loco que mira mal, de forma amenazante por coger UN ketchup de más gratis.

Me tengo que ir hacer la foto del dni, suerte que llevo milagros en el neceser, llego al sitio, “uix no así” me suelta el retratador(o como se llame) “flequillo fuera y ojos bien abiertos y esa cara de misterio fuera, mira hacia delante, un poco a la derecha y un centímetro abajo”, ¿cómo? Un año de instagram de selfies sexis para salir como un búho desplumado en el carnet de identidad.

Me voy para casa ya, hoy toca hacer bici y yoga, el otro día me dijeron que estoy mejor que nunca, ¡joder que presión! La verdad es que somos del género quejica y poner a de acuerdo a todo el mundo, imposible y es más, para que:

Al fin me voy a dormir, pongo el despertador el cual me recuerda que en seis horas y treinta minutos sonará ¿quién mierdas pidió que nos informaran de cosas así? Pienso que ciertas ignorancias son sanas. Ya no duermo 8 horas, una arruga más. Me acuesto, ¡que gustito! Oooix, el gato me pisa, nos acomodamos repasando un poco mi Instagram, me río con @acidaslimonadas y de la flojera se me cae el móvil en la cara… puj… mañana será otro día… ¿qué tal tu día cualquiera?

Más de mi: Instagram @thesweetwords_l.a

Yo soy Balú

Hoy es sábado 2 de diciembre, mi humana se ha levantado cuando ya había claridad en mi casa, me ha despertado con sus frías manos a lo que yo le dicho: miiiiiiaauuuu, he visto que se movía y me he ido con ella a la estancia esa donde caen cosas de comer, me he echo un poco el dramático hasta que mi blandita humana nos ha dado una cosa rosa jugosa, jamón dice que se llama, a mi me da igual mientras me alimente, me da rabia porque tengo que compartir con mis súbditas gatunas: Boo(gata naranja) y Gina(gata gris tigrado) pero yo me llevo más porque sé llorar mejor.

Luego he escuchado un ruido en la habitación de agua, mi preciosa cola gris plomo le ha dado a la puerta y me he quedado a oscuras, he esperado sentado un rato hasta que he visto que no mejoraba la situación, al final he decidido rascar la puerta hasta que mi humana me ha venido a buscar, me ha cogido en brazos, lo hace mucho es un poco pesada pero me dejo porque me alimenta, ha hablado con voz aguda y extraña, ha estampado su boca en mi cabeza y forzando un poco, me ha liberado, empiezo a tener hambre.

He llamado a Boo maaaaauuuu, raaaamauuuu, miiiiiiiauuuu, ramiiiiiiauuu a lo que me ha contestado la humana: –queeee- pero la gata naranja no viene, no se donde se ha metido, ha venido corriendo con sus mini patas grises Gina, así me gusta y juntos nos hemos ido a comer las croquetas. ¡Qué rico!me voy a mi palo, ¡anda pelotas para jugar! y me asusta la humana con un grito agudo: –Balúúúúúúú deja eso que te electrocutas– no entiendo a esta tía, me voy.

Al irme veo a mi Boo arriba de todo de mi palo, quiero ese sitio y la humana me asusta otra vez: –Balú deja a la pequeña Boo- huyo a toda velocidad o me coje otra vez. ¿Y eso qué es?, ¿se come? Y escucho: –Balú deja mi librooooo-, Aix que viene a por mi esta humana. Corro, corro, ¿y si subo allí arriba? –Balú, ¿no tienes una idea buena?-

Me baja. Luego me he acordado del juguete ese que cuando lo tiro mi humana me persigue diciendo: –“Balú deja el pobre papá Noel”- no se qué quiere decir pero al escupir un trozo duro del juguete me aburro y me he ido al sitio donde veo la calle, he visto gatos que vuelan, más humanos, otros gatos atados con cuerdas y dicen algo como guau guau. Muerdo la barra que tengo delante, está fría, qué rico, entro en casa otra vez, doy vueltas, arriba, abajo, arriba abajo, ¿qué puedo hacer? ¿Gina jugamos? ¡Toma patazooo!, aixx que me pilla y de nuevo: -Balú cuidadoooo- que pesada esta humana, ¡pum! algo se ha caído, ha sido la Gina seguro, me aburro miiiauuuuuu, ramiiiiaaaaaa, miiiaaaaaa, ni la humana me contesta, ¿qué puedo hacer? estoy súper cansado, así que busco un sitio calentito que huela a mis humanos, los ojos se me cierran…

BALÚ Instagram @boo.balu.gp

Balú

Frases de mierda 

Después del incorrecto título me explico: os voy a nombrar algunas frases que yo considero de mierda, vacías, excusas para no querer hablar o mejor dicho: huir. Son oraciones políticamente correctas, que quedan bien pero con poco o ningún contenido. Seguramente yo las he usado y quizás las usaré algún día pero no dejan de ser frases de mierda. Pido disculpas desde aquí ya que seguramente el momento que oralice tal basura no seré capaz de hacerlo mejor, no sabré que decir o se me habrá podrido el cerebro del todo.

“No eres tu, soy yo” – soy yo que no te soporto, soy yo que no me aguanto a mi y menos a ti, soy yo que no tengo ganas de aguantarte, soy yo que me quiero escabullir y no me quiero sentir aún más culpable-

“Es muy complicado”
– no tengo ni idea, ni ganas de explicarme o ambas, no se lo que quiero y encima no me apetece hablar-

“Fue su culpa, ¡me sedujo!”
-bueno, bueno, bueno está viene seguramente del “esto no es lo que parece” ¡que huevos!.. yo no entro en fidelidades o no pero por dios seamos responsables cada uno de uno mismo, tú decisiones son tuyas con sus pros, contras pero individuales e intransferibles. Seámos adultos. Para ti lo malo y para ti lo bueno, lo tuyo, es tuyo.

“!traquil@!”
– está la tendría que haber puesto la primera, ¿has visto alguna vez a alguien que necesite relajarse que diciéndole imperativamente ¡tranquil@! Diga : “oh! Si claro, gracias, no me había dado cuenta, ya estoy en paz.” Noooooooooo.-

“Voy a cambiar”
-jaaaaa, aquí tendría que aparecer una mini personita del que pronuncia tal mentira partiéndose de risa. Si dices eso es porque es lo último que vas hacer. El que cambia lo hace por el mismo, porque la vida le ha dado una lección, porque ha aprendido, porque ha perdido, porque ha vencido o por evolución sea negativa o positiva pero por uno mismo y no lo dices, a veces ni tú te das cuenta.-

Para finalizar: “lo importante es caerle mejor a más que a menos”, podrá sumarse a otras ya celebres como: “Somos sentimientos y tenemos seres humanos”, “los españoles son muy españoles y somos mucho españoles”, “Es el alcalde el que quiere que sean los vecinos el alcalde”, “un vaso es un vaso y un plato es un plato” o “la cerámica de Talavera no es cosa menor. Dicho de otra manera, es cosa mayor“. Mariano Rajoy.

Me voy

Hoy SI va por ti

Hoy traigo un post dedicado a ti, a quien se le remueven las tripas leyendo mis frases, para bien o para mal. Cree un blog hace más de diez años para desahogarme, han habido subidas y bajadas, más ganas de escribir y menos pero hace ya tres años que inauguré el que estáis leyendo y hace más de dos que tengo mi propio dominio y ¿qué busco? Pues lo mismo que cuando salgo en bici o andar con mi música: evadirme del mundo y ser feliz, quitarme todos los juicios, prejuicios, tensiones, presiones, ataduras, manías y miedos y hablar de lo que pienso y siento. No pretendo decirle nada a nadie, lo dije desde el primer día: me hago responsable de lo que digo, no de lo que tú sientes y aunque esto me ha traído consecuencias, nunca he escrito nada para hacer daño a nadie, los sentimientos son como son, como vienen en cada momento y como sabemos procesarlo en ese instante.
Aquí no finjo, aquí no quedo bien con nadie, no espero nada, no busco nada solo escribir y ser libre, es cuando más libre soy… de hecho es cómo pretendo tomarme la vida aunque a veces cuesta de entender, libre… asusta decir eso “libre” en un mundo como este, que todo es mentira, que hasta la libertad está controlada; yo pienso que cada ser es único y tiene derecho a desarrollarse, a vivir como siente tal y como es, sin hacer daño a los demás al igual que pienso que cada persona siente como sabe, como puede y como lo está pasando en ese momento. Todo evoluciona, de todo se aprende y quizás en otro momento sabrás hacerlo de otra manera, perdónate.

Yo me visto llorando por unos zapatos en una tienda y quedarme helada sin decir nada ni hacer nada al irse la persona que más amaba pero ahora años después soy incapaz de acordarme de los zapatos que eran aunque sí de la sensación de vacío y me acuerdo de quien perdí y sobretodo del no ser capaz de expresarme y aún fue más horrible.

No te engañes tú finjes tanto como yo, tu intentas quedar bien tanto o más que yo, ya no por engaño sino por educación y porqué no decirlo: por supervivencia, nadie puede vivir en guerra eternamente pero no olvidemos que del caos es donde nace el orden y eso es mi cabeza un pequeño caos que ordeno entre letras… y no nos engañemos vivimos es una sociedad que ya ha decidido lo que está bien y lo que está mal independientemente de los sentimientos y eso hace que la realidad sea tan superficial como un pelo negro y largo de un señor de 90 años. Lo divertido de esto es que no todos somos esquemas, ni sumas perfectas… la vida es otra cosa…
Empatices o no con mis letras, incluso si estas totalmente en contra: gracias por leerme, repito: no pretendo decir nada a nadie, aquí dejo libre mi imaginación, mis pensamientos e incluso mis pasiones y fantasías, gracias por respetarme aunque no pensemos igual y sobretodo por darme la libertad de ser yo. Gracias y si algún día te he podido acompañar, me alegra el alma.

Per molts anys mami. T’estimo.

Llaves de felicidad

La felicidad suena a utopía e incluso habrá alguno que se atreverá a reírse de la frase “Llaves de la felicidad” pero ¿quién no tiene ganas de sentirme pleno, en paz, con una sonrisa interior y la conciencia tranquila?
 
Ahí voy…
 
– Primero de todo, acepta tu realidad, no es más feliz el que más tiene, ni más infeliz el que menos posee. Tienes que ser feliz con lo bueno y con lo malo de tu vida. No nos da la felicidad tener eso o aquello, o conseguir una cosa u otra. Tienes que querer ser feliz y eso esta dentro de ti. No hay más feliz que el que quiere ser feliz y acepta su vida con lo bueno y lo malo. A todo el mundo le pasan millones de cosas en un día, algunas buenas, otras malas y regulares… abre los ojos, observa y consiente, si hay buenas también hay malas, si hay malas hay unas tantas buenas. Repetirte que eres un desgraciado sólo te hace más desgraciado y te vuelve ciego al resto de cosas buenas que te suceden.
– Tu eres un ser único y sólo tu te puedes dar la felicidad. Nos creemos libres pero no es así, vivimos en una sociedad que juzga, se dice que tenemos que llegar a ciertas metas (estudios, familia…) y de cierta manera pero no te equivoques, sólo tu puedes dejarte llevar o no por esa corriente, no seas tu propio juez, no te juzgues a ti mismo, no juzgues y nadie lo podrá hacer en ti. Libérate, acéptate.
– Nosotros mismos somos los responsables de las situaciones que vivimos, sólo nosotros. Hay que responsabilizarse de lo que tenemos. Por ejemplo, si tienes un trabajo que no te gusta eres tu quien tiene el poder de cambiarlo. Si te ves envuelto en una pelea, sólo tú puedes alejarte o actuar de otra manera. Si tienes alguien dañino al lado, sólo tú tienes el poder de alejarte de esta persona, hay millones de personas buenas y fantásticas, nadie es imprescindible.
Llora para desahogarte, luego responsabilízate y cambia lo que no quieres. No hay mayor inmaduro e infeliz que quien da la culpa a los demás de todo, “pobre víctima del mundo”. Ser adulto es comprometerte con y para tu bienestar.
– No hay más momento que el presente, el pasado ya no existe y el futuro es tan incierto que no merece consideración. Normalmente el pánico que tenemos al futuro, cuando ya ha pasado, vemos que no era para tanto. El pasado nos enseña y nos hace ser quién somos, es eso, sólo para aprender, si el pasado es doloroso, hay que perdonarlo y olvidarlo.
– Haz aquello que realmente te llene, recuerda esa actividad que te hace sentir dichoso, pleno y hazlo, sin excusas, repito la frase más repetida en este texto: sólo tú te puedes hacerte feliz. Las excusas, son eso excusas, frases que paralizan, “justifica tus litaciones y te quedaras con ellas”.
– Haz lo que puedas para los demás. Hay un egoísmo inteligente: haz bien y te vendrá bien, y hay un egoísmo estúpido: sólo buscar el bien para uno mismo. Hay gente tan egocéntrica que es incapaz de conocer a nadie, sólo ven su obligo, sus penas, sus intereses, su, su y és una pena, se pierden todo… la vida. Vive un egoísmo inteligente y no sólo con los que amas, sino con todo el mundo. Sé amable, sé agradecido, sonríe al camarero, ayuda a la gente… todo gesto que des, vas a recibir… la sonrisa cuesta menos que la electricidad y da más luz.
– Observa y céntrate en las cosas buenas de nuestras vidas, muchas de las cosas que vemos como tragedias, seguramente son el 10% de nuestra vida e impide ver el 90% que va bien. ¿Que algo sale mal? busquemos alternativas. ¿Que no te gusta tu trabajo? Céntrate en que te permite tener un sueldo, pagar facturas, comer y agárrate, disfruta del resto bueno de tu vida.
– Piensa menos, creemos que la vida se resuelve con los razonamientos mentales pero es mentira, la vida es mucho más que eso, hay miles de factores que se cruzan, que juegan, no podemos ni controlarlo todo, ni entenderlo todo y tampoco hace falta. Cuando das muchas vueltas a las cosas se magnifican, cogen un peso enorme y negruzco que no conviene, ni es cierto. El juego de la vida tiene infinitas salidas, hay una frase que me gusta muchos que dice: tienen que pasar infinitas cosas para que dos personas se conozcan, no hay que plantearse porque, sucede y hay que vivirlo, disfrutarlo, no pensarlo.
– Ten fe, se humilde. No podemos controlarlo todo. La perdida de un ser querido, la impotencia de no poder cambiar las cosas, el dolor físico… cuando todas las anteriores llaves son necedades porque nuestro dolor es muy profundo: la enfermedad de un ser querido, el desamor enorme….confía, lo que queda es la fe, la confianza, toda vivencia nos da un aprendizaje y una fuerza mayor… vivir una crisis es un caos pero ese caos es una fase del orden. Se humilde a todos nos pasan cosas.
 
Ya me despido hasta el próximo post, espero que estas palabras recopiladas de muchos sabios, personas llenas de amor, incluso personitas que ni ellos mismos creen lo que valen por dentro y enseñan a los demás, sabios del día a día, des de aquí gracias, deseo que este repertorio de consejos, os sirvan para alcanzar un poco el bienestar personal. A mi personalmente sí.
Sólo recordar que la llave que abre la puerta que yo necesito para mi felicidad, para sentirme plena y tranquila, es muy probable que tu necesites otra, lo que me hace feliz a mi no te tiene que hacer feliz a ti pero si hay cosillas que nos pueden ayudar a todos.

(Rememorando mi antiguo blog https://stylistanormal.wordpress.com)

Pequeñas cosas que me hacen feliz

Hay pequeñas cosas que me hacen sentir viva, bien, feliz… como:
No poner el despertador para el día siguiente, las mariposas en el estomago al ver alguien que me gusta, cuando me sonríe un niño, cuando me sonríes tu, una buena colonia, una deliciosa olor, saber que tengo un día para mi después de una semana dura, las caricias de alguien que me gusta, un abrazo en la desesperación, un elogio de corazón, el silencio, la tranquilidad, la paz, cuando hay química como una persona(persona, amigo/a, amante..), la primera noche con sabanas recién lavadas, reírme hasta que me duela la barriga, reírme y reírme más aún aunque me duela la tripa, estar acompañada de quién realmente deseo estar, quitarme los zapatos cuando llego a casa, cruzar miradas cómplices, una buena conversación, una dulce conversación, una interesante conversación, encontrar dinero en un bolsillo que no esperaba, perderme en un libro, carcajadas con alguien, hacer reír, una risa nacida de la sorpresa, encontrar algo que andaba buscando, ver a alguien que amo feliz, un día de playa tranquilo, encontrarme bien, saber que los míos están bien, escuchar música, bailar como una loca por casa, pan recién hecho, comer chocolate, estar tan a gusto sola y saber que no estoy sola, un detalle inesperado, la sensación de después de hacer deporte, una broma en la radio, la sensación del primer día de vacaciones, un mensaje bonito imprevisto, saber que puedo confiar en alguien, un domingo de invierno soleado, poner la radio y que salga una de mis canciones favoritas que me transporta a buenos recuerdos…
¿y a ti?
(Reviviendo mi antiguo blog https://stylistanormal.wordpress.com aprendizajes nuevos, sentimientos viejos)

Grabando para YouTube: The Sweet Words Tv