“Bienqueda”

Como el turrón vuelvo para navidad, hacía tiempo que no pasaba por aquí pero necesitaba un descanso, como el turrón, si lo comiéramos cada día lo asqueariamos pero con un poco de tiempo lo echamos de menos, lo deseamos de nuevo y vuelve de nuevas formas y sabores, pues yo también o al menos eso intento.

Primer fin de semana de diciembre y parece que ya toca hablar de navidad y yo me debato entre las ganas y la pereza. Ganas porque a mi pequeña niña interior le chiflan las luces, las ilusiones, los dulces, los regalos(no lo puedo negar… casi más hacerlos que recibirlos, sobretodo si son creativos) y pereza por el “bienqueda”. La gente suele decir que no le gusta el consumismo pero francamente eso lo podéis cambiar si queréis, a mi me encantan los regalos pero como ya he dicho: los personalizados. La mayoría de nosotros nos compramos lo que necesitamos durante el año, pues si quieres mostrar tu amor a alguien, hazle algo a mano o una idea que solo sea para ambos, no sé, es mi opinión… o sino regala un vale, del súper, de la perfumería, para textil… es poco nostálgico y romántico pero a los mileuristas siempre nos viene bien. yo aborrezco el “bienqueda” que incluye regalos por obligación que creo que no habría que hacerlos(aunque decirlo y hacerlo es un universo) pero sobretodo la “unión” familiar. ¿Cuántos hay que no se pueden ni ver y lo hacen esos días <porque toca>? Toco un tema muy recurrido pero sinceramente, muy poco resuelto porque lo seguimos haciendo. ¿Quién no ha pensado alguna vez: que pinto yo aquí? Pues somos muchos por no decir todos en algún momento de la navidad pero lo seguimos haciendo porque los yayos no tiene culpa, porque la mamá no tiene culpa, porque el primo solo viene ese día…

Yo no os voy a decir cómo resolver vuestros enredos mentales, no soy la indicada pero sólo deseo y no sé porqué me da la sensación que diciéndolo aquí es un poco más posible, es: que sea una navidad tranquila(la mierda viene sola, así sonríe e intenta sacar lo mejor del momento), llena de ilusiones de verdad(piensa proyectos, metas…) y muchas risas(mi adicción). Piensa que algunas de las personas que están allí en esa mesa llena de comida un día no estarán y a ellas si las echarás en falta, enfócate en ellas.

Brilla
Thesweetwords_l.a
Anuncios

¿Renuncio?

De madurez primeriza a inhabilidad emocional, así me veo con 34 años de supuesta adultez o eso dice alguna persona porque a veces hay algunos capaces de poner en duda todo. ¿Lo permitimos?, ¿tiene sentido?

Cuando callas, te plantas en una perenne estabilidad fingida, no opinas, no haces más que seguir eres una persona madura y fuerte que aguantas lo que venga. En cambio si la misma situación la pasas llorando, opinando, con más aspavientos, el resultado es que te falta crecer y pasar ciertas cosas y, ¿no será que cada uno responde como puede y como sabe en cada momento?, ¿Es posible ser madura esta mañana y por la tarde como no gusta tu reacción eres una cría adulta?, ¿Porqué etiquetamos tan pronto?, mejor dicho, ¿porqué etiquetamos?

Y hablando de maneras de actuar y respeto, quiero tocar un poco el tema que tanto explota en mis oídos últimamente y al final tendré que dar la razón a los que me tachan de baja inteligencia emocional porque es cierto que me cuesta de entender:

Soy capaz de leer, hasta soy capaz de comprender y hasta estoy de acuerdo con todo este texto pero con límites. En un mundo donde habían demasiados límites, creo que los hemos perdido todos y aunque suene antiguo creo que debemos ordenar ciertas cosas y cierto valores, es un pensamiento totalmente personal de alguien que me considero de izquierdas, liberal y pienso que considerada con el resto de personas. Creo, yo, EleaMI que: no podemos disculpar todo por respetar la conducta de los demás, creo que que hay unos mínimos de convivencia, de respeto y sobretodo de amor, y no todo es disculpable porque una persona no lo supo hacer mejor. Está claro que por sanidad mental no hay que esperar nada de nadie así nunca te sentirás frustrado pero cuando precisamente no pasa nada, ningún mínimo, cómo: “acompañar a un enfermo, como simplemente estar, cómo no pegar, no dañar, cómo no reiterar en actitudes egoístas”, si es de esperar que nuestra conducta sea advertir o actuar según nuestros valores y si, seguir aprendiendo. POR LO QUE ES YO, RENUNCIO A LAS EXPECTATIVAS SI FUNCIONAMOS DE CORAZÓN, SI INTENTADO HACERLO BIEN, BONITO Y DULCE, ERRAMOS. ASÍ SI.

Mirar de otra manera

Mirar de otra manera
Otra mirada

Si renuncio a esperar si de verdad alguien ha hecho de corazón todo lo que sabía hacer o podía.

Fantasía

Cuando leéis el titular fantasías seguramente os lleva a pensar directamente en las sexuales y sin tener nada contra ellas, todo lo contrario, hoy quiero hablar de las fantasía en general, en el estado que te permites meter dentro de tu mente y te dejas llevar, y me gustaría que analizaras un poco las tuyas, se aprende mucho de uno mismo, me explico:

La fantasía es aquella secuencia, aquella situación, aquel corto, incluso aquella película que tú creas en tu mente, la cuál tendría que ser a tú gusto y semejanza, proporcionar placer y con ello endorfinas(hormona del placer), el problema viene cuando pones límites y miedos, tabúes y juicios a tú propia fantasía, generas ansiedad y culpabilidad, y es eso lo que tienes que “trabajar”. Hay que ser consciente de quién eres, qué tienes, qué consideras bien y mal pero se libre de imaginar. Dicen que no hay más loco que el que está totalmente cuerdo.

No por fantasear robar un banco eres un ladrón, pues permítete desvariar un poco, gozar, suéñalo, escríbelo o simplemente disfrútalo porque si en algo somos libres es de nuestro propio pensamiento. Y no olvidemos que una de las mayores magias de este tema es el poder que te dan sobre: el qué, el cómo y luego qué hacer con ellas, guardarlas en tu intimidad, sólo tuyas, nadie tiene que saberlo o si te apetece, compartirlo.

Conozco una persona que para poder fantasear con otras mujeres tenía “que matar en sueños, en fantasía” a su propia mujer. Pues, ¿no es más descabellado es ese acto de matar para poder pensar con libertad?, tal barbaridad le hizo preguntarse qué tipo de relación tenía y averiguó que en una cárcel dormía.

¿Cuales son tus fantasías?

Thesweetwords

The Sweet Words The Sweet Words The Sweet Words The Sweet Words

En cien años todos seremos calvos

Hoy quiero hablar de la prepotencia, la jerarquía y directamente, de la GILIPOLLEZ. El otro día hablaba con mi compañera y amiga del trabajo – mi chica, ya sabes quién eres- me contaba que había recibido de su superior, de su jefa, simplemente otro cargo, no superior como persona pero ella se ve que se lo cree así por el menosprecio que le proporcionó sin miramiento, con extra de intentar hacerle sentir una mierda con cállate o tendrás un problema(una apestosa receta que no recomiendo). Doy por hecho que este tipo de personas, ni cagarán, ni mearán, tendrán un corazón de hojalata que espero que les dure muchos años y que el dinero les pague amor porque tal y como tratan a las personas, ni un buenazo animal de compañía los aguanta.

¿Sabes a qué me refiero? A ese jefe que te mira por encima del hombro y eso si te mira o te escucha o/y ese superior que no empatiza ni con la señora mayor sin dinero, sin casa, sin familia, la pisarían y se quejarían que está en medio; de esa compañera que te trata com prepotencia, que te habla como si fueras subnormal o como si le molestarás, siempre. A esa jefa que se cree que eres su secretario en la vida en general, su esclavo o ese compañero que lo hace todo perfecto y siempre te equivocas tú, ¿te suena? Yo los juntaría a todos en una habitación y tiraría una bomba fétida, luego les sentaría(para que no se quejarán más y no escuchar más tonterías de su ego) y les diría, “¿hueles? Pues así es como tratas a los demás.”

No presumo de empatía, ni de “buen hacer”, soy la que más me equivoco, solo propongo sentarlos y comentarles con cariño, no hay que ponerse a su nivel(no perdamos nuestro preciado tiempo y humor en estúpidos) y les diría lo que pensamos porque desde allá arriba, donde ellos piensan que están, se creen por encima de todo y quizás los pobrecitos no sabes que el resto de humanos les despreciamos, nos dan vergüenza, nos parecen ridículos e incluso a veces nos hacen sentir asco por algunos de sus tratos a los demás.

Voy a fundar SOSiega, para gente ciega, sorda y muda de corazón y empatía, aceptaremos a todas las personas dándonos igual el cargo sólo necesitamos que tengan ganas de aprender a ser más persona, incluiremos cursos de: <no hace falta menospreciar a nadie para sentirte menos mierda>, <haz que tu madre no se avergüence de quien a criado> y <no eres el ombligo del mundo>.

Instagram @thesweetwords_l.a

Email thesweetwordss@gmail.com

No aprendo…

Hago planes, mi cabeza imagina, mis manos preparan la escena perfecta hasta lo que no está preparado, está pensado. Llega el momento y todo sale mal, no es nada como estaba en mi mente, hay paredes transparentes imposibles de traspasar, miedo silenciados y demasiadas esperanzas que controlan lo que a mí me quitan de las manos. Las manecillas del reloj corren sin detenerse, sin consideración. Nada fluye y todo influye en mi decepción… ¿por qué no me dejaré llevar?, ¿por qué tanto miedo? Parece que el ridículo me coja de la mano y no quiera soltarme como un niño en la pierna de su mamá. Nadie más que yo misma sé que si no te sientes tú mismo en algún lugar tienes que correr y volver a buscar tu hogar pero no lo hago y todo se acaba… no lo sé enderezar…

A veces toca perder a veces toca ganar pero momentos así resultan diferentes, es una sensación de ni siquiera haber vivido y es triste…

¿Alguna vez te ha pasado?

Instagram @thesweetwords_l.a

Cinco mandamientos de una blogger-yogger

1- Haz yoga sobretodo porque te gusta y para que te mantenga sano y saludable y sino hazte dancing-blogger, sofablogger o lo que desees.

2- Nútrete de información constante: Internet, libros, clases…

3- Sé consecuente con el yoga, mantén una vida relajada, cuídate.

4- Come coherente con una vida sana.

5- Mantén las redes al día.

Instagram @thesweetwords_l.a

 

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑