“Bienqueda”

Como el turrón vuelvo para navidad, hacía tiempo que no pasaba por aquí pero necesitaba un descanso, como el turrón, si lo comiéramos cada día lo asqueariamos pero con un poco de tiempo lo echamos de menos, lo deseamos de nuevo y vuelve de nuevas formas y sabores, pues yo también o al menos eso intento.

Primer fin de semana de diciembre y parece que ya toca hablar de navidad y yo me debato entre las ganas y la pereza. Ganas porque a mi pequeña niña interior le chiflan las luces, las ilusiones, los dulces, los regalos(no lo puedo negar… casi más hacerlos que recibirlos, sobretodo si son creativos) y pereza por el “bienqueda”. La gente suele decir que no le gusta el consumismo pero francamente eso lo podéis cambiar si queréis, a mi me encantan los regalos pero como ya he dicho: los personalizados. La mayoría de nosotros nos compramos lo que necesitamos durante el año, pues si quieres mostrar tu amor a alguien, hazle algo a mano o una idea que solo sea para ambos, no sé, es mi opinión… o sino regala un vale, del súper, de la perfumería, para textil… es poco nostálgico y romántico pero a los mileuristas siempre nos viene bien. yo aborrezco el “bienqueda” que incluye regalos por obligación que creo que no habría que hacerlos(aunque decirlo y hacerlo es un universo) pero sobretodo la “unión” familiar. ¿Cuántos hay que no se pueden ni ver y lo hacen esos días <porque toca>? Toco un tema muy recurrido pero sinceramente, muy poco resuelto porque lo seguimos haciendo. ¿Quién no ha pensado alguna vez: que pinto yo aquí? Pues somos muchos por no decir todos en algún momento de la navidad pero lo seguimos haciendo porque los yayos no tiene culpa, porque la mamá no tiene culpa, porque el primo solo viene ese día…

Yo no os voy a decir cómo resolver vuestros enredos mentales, no soy la indicada pero sólo deseo y no sé porqué me da la sensación que diciéndolo aquí es un poco más posible, es: que sea una navidad tranquila(la mierda viene sola, así sonríe e intenta sacar lo mejor del momento), llena de ilusiones de verdad(piensa proyectos, metas…) y muchas risas(mi adicción). Piensa que algunas de las personas que están allí en esa mesa llena de comida un día no estarán y a ellas si las echarás en falta, enfócate en ellas.

Brilla
Thesweetwords_l.a
Anuncios

Reencontrar la Magia

Este fin de semana no escribí porque no me sentía con ganas porque ha pesar que es un blog personal pretendo aportar cosas, incluso enseñar mis aprendizajes o aprender explicándolos y por temas personales no me sentía con ganas de ello pero si me ha echo llegar con los días a unas conclusiones: ¿quién no tiene malos días, meses pochos e incluso temporadas bajas? Pues quién niegue esto, es que se sabe escuchar poco, ya que una estrella brilla más cuando más oscuridad tiene, es decir, no podemos subir a volar cuando nunca has estado abajo. Cierto es que muchos buscamos una estabilidad, una paz, una tranquilidad más o menos continua pero hay que ser sensato, los sentimientos fuertes están en los picos, un electrocardiograma lineal es un corazón muerto y nadie quiere eso, al menos nadie que quiera estar vivo y sentirse vivo.

Todos tenemos dolores de cabeza dentro de nuestras rutinas y quizás en la vida tenemos que pasar ciertas cosas, burocráticas y/o sentimentales horrorosas pero tenemos la mano y el poder para cambiar la aburrida rutina y recobrar la Magia del día a día a pesar de todo, estas son algunas ideas:

– Planifica tu ocio. Igual de importante es organizarte la semana para tener cierto orden y llegar a todo, como planearte el fin de semana. Busca ideas, sitios, donde comer cosas nuevas, visitar algo que te apetezca, cómprate palomitas para una peli y manta… el previo a veces es más o igual emocionante que la acción.

– Escucha en bucle una canción que te apasione, siéntela, cántala, imita al cantante, vuélvete loco.

– Escribe notas bonitas, divertidas y déjalas en sitios que la gente las pueda leer. Es un gesto mínimo que puede hacer más llano, más feliz el día a cualquiera y eso alimenta nuestro bien estar, te lo aseguro. Si no lo ves imagínalo, magia y si puedes mira su reacción, mejor, hay sonrisas que te hacen ganar vida.

– Haz una excursión por tu ciudad y saca fotos sin pensar mucho. Páginas como civitatis hacen rutas curiosas por tu ciudad pero no hace falta pagar nada si no quieres, piérdete por tu ciudad y déjate llevar…

– Acepta tus sentimientos. Que estás bien, pues genial, que estás jodido, pues no pasa nada, tienes todo el derecho a sentirte como te sientas pero párate a pensar: ¿qué puedo sacar de bueno de sentirme así? En el momento es complicado y encima estarás cansado de escuchar estas cosas pero es que es así, todos tenemos derecho a estar echos polvo y tenemos que aprovechar para aprender o al menos saber que esa situación no será para siempre, no tienes la exclusiva del “desgraciado”. Ponte la canción que te haga llorar, la peli que te haga sentir, siente fuerte, y rómpete por dentro que luego ya montaras las piezas.

– Ahora una mezcla entre dos ideas y que yo aconsejo fervientemente: hazte una lista de música que te encante, ponte una deportivas y vete andar por la ciudad con tú melodías a toda mecha, te aseguro que desconectas, vuelas…

– Apaga el móvil, la televisión, el ordenador, ponte cómod@ y haz una lista de todo lo que sueñas hacer: cosas asequibles como montar a caballo o los sueños y locuras que te apasionaría realizar. Que la lista sea gigante o al menos bien trabajada en tu mente y ya luego investiga cómo llevar a cabo esas cosas.

– Por último, muchos coach de la Salud mental y física aconsejan salir de zona de confort de vez en cuando. Tenemos que ser disciplinados y conscientes para llevar una vida sana corporalmente y sobretodo mentalmente pero de vez en cuando: habla con un desconocido, busca a alguien por internet que no ves hace años, sal sin pensar en el mañana(con cabeza pero sin reloj)…

Si pones en práctica alguna o tienes otras que me puedas ayudar escríbeme por Instagram @thesweetwords_l.a.

Hasta el próximo mágico día Sweet.

¿Renuncio?

De madurez primeriza a inhabilidad emocional, así me veo con 34 años de supuesta adultez o eso dice alguna persona porque a veces hay algunos capaces de poner en duda todo. ¿Lo permitimos?, ¿tiene sentido?

Cuando callas, te plantas en una perenne estabilidad fingida, no opinas, no haces más que seguir eres una persona madura y fuerte que aguantas lo que venga. En cambio si la misma situación la pasas llorando, opinando, con más aspavientos, el resultado es que te falta crecer y pasar ciertas cosas y, ¿no será que cada uno responde como puede y como sabe en cada momento?, ¿Es posible ser madura esta mañana y por la tarde como no gusta tu reacción eres una cría adulta?, ¿Porqué etiquetamos tan pronto?, mejor dicho, ¿porqué etiquetamos?

Y hablando de maneras de actuar y respeto, quiero tocar un poco el tema que tanto explota en mis oídos últimamente y al final tendré que dar la razón a los que me tachan de baja inteligencia emocional porque es cierto que me cuesta de entender:

Soy capaz de leer, hasta soy capaz de comprender y hasta estoy de acuerdo con todo este texto pero con límites. En un mundo donde habían demasiados límites, creo que los hemos perdido todos y aunque suene antiguo creo que debemos ordenar ciertas cosas y cierto valores, es un pensamiento totalmente personal de alguien que me considero de izquierdas, liberal y pienso que considerada con el resto de personas. Creo, yo, EleaMI que: no podemos disculpar todo por respetar la conducta de los demás, creo que que hay unos mínimos de convivencia, de respeto y sobretodo de amor, y no todo es disculpable porque una persona no lo supo hacer mejor. Está claro que por sanidad mental no hay que esperar nada de nadie así nunca te sentirás frustrado pero cuando precisamente no pasa nada, ningún mínimo, cómo: “acompañar a un enfermo, como simplemente estar, cómo no pegar, no dañar, cómo no reiterar en actitudes egoístas”, si es de esperar que nuestra conducta sea advertir o actuar según nuestros valores y si, seguir aprendiendo. POR LO QUE ES YO, RENUNCIO A LAS EXPECTATIVAS SI FUNCIONAMOS DE CORAZÓN, SI INTENTADO HACERLO BIEN, BONITO Y DULCE, ERRAMOS. ASÍ SI.

Mirar de otra manera

Mirar de otra manera
Otra mirada

Si renuncio a esperar si de verdad alguien ha hecho de corazón todo lo que sabía hacer o podía.

Mamá quiero ser minimalista. Tips.

Si quieres invertir tu tiempo y tus recursos en las cosas que sean importantes para ti, quieres ser minimalista. Si quieres apostar por ti y tu felicidad, quieres ser minimalista. Si quieres una vida plena, ya eres algo minimalista.

No pretendo engañar a nadie, soy feliz comprando ropita p( o creo que lo soy)y cuando recibo regalos pero con el tiempo te das cuenta que la felicidad no se basa en esas cosas, al menos no la duradera, si no que sale de nuestras experiencias, de lo que nos llevamos de ellas y del sentido que acaba dando a nuestras vidas.

Ser minimalista consiste en equilibrar lo que tienes, lo que realmente necesitas y quieres de corazón.

Tips: soy/ quiero ser minimalista:

1- kalm please: Simplifica tus preocupaciones, céntrate en lo verdaderamente importante. En realidad nos estresamos por multitud de cosas que no son importantes, que simplemente se arreglarán o que no podemos hacer nada para cambiarlas, entonces, ¿para qué preocuparse? Pues calma, párate un segundo y razona si realmente es grave. El dinero sólo es dinero. Tener no es todo. Tener no es necesidad. Y sobretodo no te preocupes por cosas que no sabes, por futuribles que sólo están en tu cabeza, no cruces puentes antes de llegar a ellos.

2- Love, Love, Love. Cuida a quien quieres, no a quien quieras o intereses, a quien quieres de corazón. Amigos, familia te proporcionarán momentos de felicidad, valoraros, aprécialos por lo que son. Sé agradecido.

3- Coherencia: Equilibra lo que piensas con tu vida: quieres estar sano come sano. Ágil, entrena. Muchos se quejan de lo que se provocan ellos mismos. Céntrate.

4- Eco: Sé consciente del planeta, sé sostenible, es el futuro por donde pasarán nuestros pies, donde estará el aire que respiremos, donde hallaremos vida. Cuida tu alrededor.

5- Tic-tac: Eres el dueño de tu tiempo, decide tú qué hacer con él. No, gracias: a veces cuesta decirlo y no nos gusta escucharlo pero haz lo que realmente te apetezca respetando a los demás pero no te obligues. Tú vida es tuya, tú tiempo es tuyo.

6- La felicidad está en las pequeñas cosas. Frase más recurrente que el tómate en el pisto pero es cierto, quién no flota cuando le besa el/la que desea, cuando te pierdes entre páginas o en esa canción o cuando te invade el dolor de tripa compartiendo risas con unos amigos. Eso es felicidad y no necesitas más.

7- Crea oportunidades, haz cosas, ponte mini retos. Con poco puedes conseguir lo que te propongas y cada vez más. Te sentirás útil, fuerte y una cosa lleva a la otra, sube el autoestima. No te compares. Tú eres tú.

8- Otra repetición pero yo la pongo en mayúsculas: SÉ POSITIVO. Relativiza los problemas y simplifica las cosas. Nada es imposible. Las sonrisas llevan a sonrisas. A mí personalmente me resultan una cárcel las personas constantemente quejicas y negativas, todos tenemos “mochilas”, pasado, miedos, cosillas y no por ellos nos revolvemos en la mierda. Luchamos, aprendemos y sobretodo vivimos, estando aquí-ahora y disfrutando del momento es lo que te lleva al minimalismo, a centrarte en disfrutar hoy.

9- Ordena, es más, tira lo que no necesites: así ordenarás menos y podrás hacer cosas que te apetezcan de verdad. Lo minimal y el orden ayudan a relajarse y a aclarar la mente. El orden da paz.

10- Menos es más, comprar, comprar, comprar, ¿en serio lo necesitas? Si es que si, ok pero si es que no o no estas seguro, olvídalo, si realmente no es una necesidad lo olvidarás y necesitarás comprarte otra cosa inútil para creer que somos felices y no. No confundas querer con necesitar, son cosas muy distintas aunque la publicidad y el consumismo nos lleven a ello. No necesitamos todo lo que queremos.

www.thesweetwords.com
@thesweetwords_l.a
APRECIA EL PROCESO Y NO TE OBSESIONES POR EL RESULTADO. EL ÉXITO DE UNA VIDA PLENA ESTA EN DISFRUTAR CADA MOMENTO.

Pareces feliz

El otro día una compañera de trabajo me dijo: – a pesar de todo, tú siempre estás feliz-. Eran las ocho de la mañana y me pareció algo más infinitamente magnífico que un elogio, fue muy agradable, fue un “lo he conseguido”.

Obviamente no siempre estoy feliz pero si procuro estarlo y no fingirlo sino serlo de verdad, me explico:

Tengo 34 años y sin querer dar pena alguna(todo lo contrario) he tenido experiencias varias, algunas que no conseguían sacarme la sonrisa ni con la mejor de las intenciones, me he visto llorar sin saber parar las lágrimas, me he sentido rota por dentro de tal forma que el dolor lo sentía físico, me ha faltado el aire, me han faltado las ganas pero a la mínima que he encontrado las fuerzas siempre mi propósito a sido sonreír, luego reír y volver a disfrutar. Pasara lo que pasara siempre he encontrado el momento de paz, el momento de sonreír por algo. Y si queréis un truco: los niños saben mucho de eso, de los instantes de felicidad, de los segundo de absoluto placer básico pero total. Busca tu niño interior y sácalo. Ya dicen que hace falta ser muy adulto para atreverse a ser niño de nuevo. Y yo creo fervientemente en ello.

No es fácil, es quererlo, ¿crees que no tengo secretos que sólo yo sabré nunca? Los tengo, ¿crees que no hay oscuridad, fantasmas y temores en mi? Los hay, ¿crees que no hay “te quieros” guardados en cajones bajo llave? Si hay pero elijo ser feliz a pesar de todo, no quiero parecerlo, quiero serlo aunque sean pequeños momentitos al día. Ser feliz.

Elea

Feliz

Fantasía

Cuando leéis el titular fantasías seguramente os lleva a pensar directamente en las sexuales y sin tener nada contra ellas, todo lo contrario, hoy quiero hablar de las fantasía en general, en el estado que te permites meter dentro de tu mente y te dejas llevar, y me gustaría que analizaras un poco las tuyas, se aprende mucho de uno mismo, me explico:

La fantasía es aquella secuencia, aquella situación, aquel corto, incluso aquella película que tú creas en tu mente, la cuál tendría que ser a tú gusto y semejanza, proporcionar placer y con ello endorfinas(hormona del placer), el problema viene cuando pones límites y miedos, tabúes y juicios a tú propia fantasía, generas ansiedad y culpabilidad, y es eso lo que tienes que “trabajar”. Hay que ser consciente de quién eres, qué tienes, qué consideras bien y mal pero se libre de imaginar. Dicen que no hay más loco que el que está totalmente cuerdo.

No por fantasear robar un banco eres un ladrón, pues permítete desvariar un poco, gozar, suéñalo, escríbelo o simplemente disfrútalo porque si en algo somos libres es de nuestro propio pensamiento. Y no olvidemos que una de las mayores magias de este tema es el poder que te dan sobre: el qué, el cómo y luego qué hacer con ellas, guardarlas en tu intimidad, sólo tuyas, nadie tiene que saberlo o si te apetece, compartirlo.

Conozco una persona que para poder fantasear con otras mujeres tenía “que matar en sueños, en fantasía” a su propia mujer. Pues, ¿no es más descabellado es ese acto de matar para poder pensar con libertad?, tal barbaridad le hizo preguntarse qué tipo de relación tenía y averiguó que en una cárcel dormía.

¿Cuales son tus fantasías?

Thesweetwords

The Sweet Words The Sweet Words The Sweet Words The Sweet Words

Cosas de la vida moderna… un día cualquiera

Suena ese maldito sonido del infierno, el despertador, me pesa el frío, no me puedo levantar y eso que vivo en Barcelona, en otras zonas no sé cómo lo harán… Me siguen tres gatos, quieren croquetas y yo un café pero todo lo tendré que hacer yo, incluido el de mi chico que he dejado roncando o respirando fuertemente…

Ducha, me visto, media rotas ¡joder, son nuevas y de las caras, no del PRIMARK que casi duran más! Mmmm recursos… pantalones encima, así no pasaré frío seguro.

Me voy al trabajo, tengo seis audios pendientes, ¿cuándo ha pasado esto?, los escucho, los contesto, toooodo el mundo me mira, ¿porqué?, ¿porqué? Hay gente que va con unos artilugios casi voladores en vez de andar, otros que llevan música a todo volumen y lo más fuerte, ancianos paseando a las siete de la mañana¿dónde irán?, ¿Y me miran a mí por hablar por un teléfono? No lo entiendo.

Horas laborables las voy a omitir, tendría un post entero para hacer alucinar al personal.

Hora de comer: me voy a un sitio de comida rápida, me siento culpable pero me chiflan los macflurris, ¿llevarán droga? Pues encima de cargar con mi culpabilidad de gorda, tengo que defenderme ante el currante loco que mira mal, de forma amenazante por coger UN ketchup de más gratis.

Me tengo que ir hacer la foto del dni, suerte que llevo milagros en el neceser, llego al sitio, “uix no así” me suelta el retratador(o como se llame) “flequillo fuera y ojos bien abiertos y esa cara de misterio fuera, mira hacia delante, un poco a la derecha y un centímetro abajo”, ¿cómo? Un año de instagram de selfies sexis para salir como un búho desplumado en el carnet de identidad.

Me voy para casa ya, hoy toca hacer bici y yoga, el otro día me dijeron que estoy mejor que nunca, ¡joder que presión! La verdad es que somos del género quejica y poner a de acuerdo a todo el mundo, imposible y es más, para que:

Al fin me voy a dormir, pongo el despertador el cual me recuerda que en seis horas y treinta minutos sonará ¿quién mierdas pidió que nos informaran de cosas así? Pienso que ciertas ignorancias son sanas. Ya no duermo 8 horas, una arruga más. Me acuesto, ¡que gustito! Oooix, el gato me pisa, nos acomodamos repasando un poco mi Instagram, me río con @acidaslimonadas y de la flojera se me cae el móvil en la cara… puj… mañana será otro día… ¿qué tal tu día cualquiera?

Más de mi: Instagram @thesweetwords_l.a

Adiós 2017

Pensaba descansar de blog estos días de navidad pero no me podido resistir a despedirme de este 2017 para acoger con los brazos abiertos el 2018. Aún me acuerdo del miedo que nos crearon del 1999 al 2000: que si se acababa el mundo, que si explotaran todos los ordenadores porque el sistema operativo no lo iba a resistir… desde entonces ya habido unos cuantos fines del mundo: calendario maya, la independencia de Cataluña… y aquí seguimos y por fin se nos hace mayor de edad: 2018. Espero que el 2000 sea como la vida: primeros años de inocencia, una adolescencia un poco complicada y ahora a vivir, aprender y ¡¡ha disfrutar!!

Nos despedimos con la triste noticia de Diana Quer. Yo era de las esperanzadas que pensaba que aún seguiría con vida en algún lugar del planeta y no, a sido una de las peores versiones del ser humano…

Quizás con el lamento de estas noticias me anima a luchar desde mi pequeño rincón por: La Paz, la libertad, el feminismo, las sonrisas y el amor a todos los seres.

Desde aquí y mis otras ventanas al mundo:

Youtube: The Sweet Words Tv(me lo estoy rumiando de nuevo)

Instagram: @thesweetwords_l.a

@boo.balu.gp

Y en mi blog: http://www.thesweetwords.com

FELIZ AÑO 2018

Vida

Vida, creo que es mi palabra favorita, en biología se refiere a la capacidad de nacer, crecer, metabólicas, esconder a estímulos, reproducirse y morir. Científicamente se amplía además a la capacidad de administrar recursos, adaptarse y aprender.

Para mi es algo más personal, me gusta la sonoridad de la palabra, cómo suena cuando se la dices a alguien para demostrar cariño, me gusta la palabra vida como futuro, esperanzas y sobretodo adoro el significado que tiene para mi, nada parecido a lo que nos dice la ciencia: vida = vibrar.

Los días pasan y suceden mil cosas pero para mi la vida es lo que nos hacen sentir esas cosas. A mi sentir, VIDA es esa vibración que te hace sentir vivo: las mariposas del estomago cuando le ves, las carcajadas con alguien, los instantes antes de abrir un regalo, el arropamiento que sientes cuando te abraza tu abuelo, ese dolor de tripa cuando vas a tener esa cita, cuando te das la vuelta y ves a la persona de la que te has despedido mirándote y sonriendo, como también la carcajada de un niño es una mágica sensación, incluso vida son esas lagrimas que caen sin cesar cuando te han roto el corazón, cuando escuchas esa canción, el vacío(para mi dolor, también vida) que trae un recuerdo de alguien que nos falta, una mirada desgarradora…los detalles son importantes, así fijas los recuerdos, hacen vida y muchas de estas cosas suceden en navidad y por ello para mí es la época más maravillosa del año…

Aprovecho para informaros del nuevo reto que empieza una gran amiga @byncs(en Instagram) para transportar a Instagram la magia de la navidad, 15 días de fotos navideñas que nos hagan amar é incluso reconciliar con esta época. Empieza el día 22 de diciembre con el #retoOhfu. Nos vemos en Instagram @thesweetwords_l.a

Blog de WordPress.com.

Subir ↑