¿Renuncio?

De madurez primeriza a inhabilidad emocional, así me veo con 34 años de supuesta adultez o eso dice alguna persona porque a veces hay algunos capaces de poner en duda todo. ¿Lo permitimos?, ¿tiene sentido?

Cuando callas, te plantas en una perenne estabilidad fingida, no opinas, no haces más que seguir eres una persona madura y fuerte que aguantas lo que venga. En cambio si la misma situación la pasas llorando, opinando, con más aspavientos, el resultado es que te falta crecer y pasar ciertas cosas y, ¿no será que cada uno responde como puede y como sabe en cada momento?, ¿Es posible ser madura esta mañana y por la tarde como no gusta tu reacción eres una cría adulta?, ¿Porqué etiquetamos tan pronto?, mejor dicho, ¿porqué etiquetamos?

Y hablando de maneras de actuar y respeto, quiero tocar un poco el tema que tanto explota en mis oídos últimamente y al final tendré que dar la razón a los que me tachan de baja inteligencia emocional porque es cierto que me cuesta de entender:

Soy capaz de leer, hasta soy capaz de comprender y hasta estoy de acuerdo con todo este texto pero con límites. En un mundo donde habían demasiados límites, creo que los hemos perdido todos y aunque suene antiguo creo que debemos ordenar ciertas cosas y cierto valores, es un pensamiento totalmente personal de alguien que me considero de izquierdas, liberal y pienso que considerada con el resto de personas. Creo, yo, EleaMI que: no podemos disculpar todo por respetar la conducta de los demás, creo que que hay unos mínimos de convivencia, de respeto y sobretodo de amor, y no todo es disculpable porque una persona no lo supo hacer mejor. Está claro que por sanidad mental no hay que esperar nada de nadie así nunca te sentirás frustrado pero cuando precisamente no pasa nada, ningún mínimo, cómo: “acompañar a un enfermo, como simplemente estar, cómo no pegar, no dañar, cómo no reiterar en actitudes egoístas”, si es de esperar que nuestra conducta sea advertir o actuar según nuestros valores y si, seguir aprendiendo. POR LO QUE ES YO, RENUNCIO A LAS EXPECTATIVAS SI FUNCIONAMOS DE CORAZÓN, SI INTENTADO HACERLO BIEN, BONITO Y DULCE, ERRAMOS. ASÍ SI.

Mirar de otra manera

Mirar de otra manera
Otra mirada

Si renuncio a esperar si de verdad alguien ha hecho de corazón todo lo que sabía hacer o podía.
Anuncios

Prueba superada

Lo prometido es deuda y hoy me toca hablar de mi primera OCR o que es lo mismo carrera de obstáculos, la black mamba race en Castellolí y ya os digo que volveré.

OCR

Medalla

Yo que ando diez pasos y me tropiezo tres, que he empezado amar el deporte a partir de los 30 años y que en momentos de caos y peligro me da la risa tonta, me aventurado como una cabrita hacer 8 km de montaña y más de 20 obstáculos, tipo: cagar sacos con piedras, arrastrar neumáticos o hacer el mono, todo muy normal a la par que divertido.

Las dos semanas previas han sido de entrenos: correr, abdominales y algo de brazos y aunque me falta mucho, muchísimo para poder subir una cuerda de tres metros y mejorar en muchos otros obstáculos, nadie me va a quitar esta súper experiencia, primero por la superación personal, y segundo y más increíble por el rato genial y divertido que he pasado con gente genial.

Black mamba Black mamba Black mamba Black mamba Black mamba

A partir de ahora seguiré entrenando pero convidándolo con la carrera más dura de mi vida: la oposición.

Perdonar que no este muy intensa hoy pero deseaba escribir sobre la experiencia a pesar de cansancio que noto ya…

¡Hasta la semana que viene!

Gracias a las fotógrafos @patr1_24 @lucia.hernando @rlracan @jl_lopez_b

Black mamba

Un segundo…

Esa sensación de montaña rusa, ese nudo en el estómago, esas rodillas temblando junto a ese valor para vivirlo, para no perder ni un instante, para absorber cada segundo junto a él. Para mí eso es la vida: esa mezcla de nervios, ilusión y ganas, es lo que da sentido a todo, para mí esos segundos son los que valen la pena y no los cambiaría por nada, así me siento viva. 

Obviamente un momento así ya lo dice la misma palabra: sólo es un instante pero ¡qué instante! a unos les hace sentir vivos el gol de su equipo, un mensaje inesperado o la sorpresa de un familiar, son momentos, instantes impagables, inexplicable y hay que experimentarlos para saber de qué hablo, cada uno los suyos, como pueda y sepa ¿cual es tu momento?

Hay que ser conscientes y saborearlos, no es un imperativo, es una recomendación, más que nada que lo que se ignora se pierde, lo que no se aprecia, desaparece y el silencio, ya es repuesta en sí, la nada.

Camino Inglés 

El camino está lleno de italianos… esta es la conclusión que he sacado después de andar seis días del Ferrol a Santiago. Parece una conclusión básica e insulsa para tantos pasos pero ciertamente pienso que el camino es tan personal que poco os puedo explicar yo más que cosas prácticas, simplemente os invito a ir… VALE MUCHO LA PENA.

Hace un año hice el camino francés, de Sarria a Santiago fue un camino muy saturado de gente, añadiendo que yo no lo acabé de disfrutar, estaba pasando cambios en mi vida y aunque fue intenso, maravilloso a la vez que bonito también fue muy duro.

Este año ha sido mejor, más tranquilo, más relajado, más aprovechado, han sido más de 120 kilómetros por las rías y los bosques gallegos tan densos y verdes, poca gente y la que había todos eran italianos, no sé porqué pero persona que te cruzabas provenía de Milano o Roma. Este año hemos andado el camino Inglés, saliendo del Ferrol hasta Santiago.

Aquí os dejo cuatro cosas prácticas por si os animáis hacer el camino Inglés, Galicia es una tierra bonita pero la experiencia es mucho más que especial seas creyente o no, estás muchas horas contigo, con la naturaleza y poco más, eso te hace ver lo mejor y lo peor de ti, ver lo que quieres y necesitas cambiar o aprender.

Consejitos:

1- No lleves una mochila más pesada que el 10% de tu peso porque a todos en algún momento nos entra la pájara de ¿de porque estoy yo aquí haciendo esto?, ¿que carallo hago aquí?, ¿qué se me ha perdido a mi aquí?, no puedoooo…. y si encima llevas un peso muerto superior a tu resistencia, el agobio es mayúsculo. Hay empresas, tipo correos, que te llevan la mochila de albergue en albergue o de hotel en hostal y tú solo llevas lo imprescindible pero no todo el mundo aprueba esta manera nueva de afrontar los kilómetros, cada uno…


2- En Pontedeume olvídate de dietas y desayuna en martiño unos buenos churros que te hacen coger la siguiente etapa con súper poderes. Abren a las 5 de la mañana.


3- En betanzos, tierra de buenos huevos, comeros una buena tortilla de patatas, yo eché de menos la cebolla pero ese es un debate que hoy no voy a tratar.

4- La siguiente parada ya fue bruma que con todos mis respetos pero se tendría que llamar “broma” porque es una población que acoge a miles de peregrinos pero solo hay 15 habitantes que lo llevan todo… en mi escalera hay más vecinos y no nos aclaramos. Lo dicho es una pequeña población que llena el albergue en seguida, así que ser listo y reservar con antelación en algún sitio privado si no queréis dormir en el polideportivo.

5- Y Santiago que decir de Santiago… punto de reunión de todos los peregrinos de todos los caminos, cuando llegas a la plaza obradoiro, te tiras al suelo, miras esa preciosa pero últimamente siempre tapada catedral y sientes algo tan mágico que es difícil de explicar: nudo en el estómago, alegría en el corazón y orgullo en la cabeza. 


Hay que pasar unas cuantas en esta preciosa ciudad, convivir con sus gentes acostumbrados a tanto peregrino. ¿Y la gente del camino? Que decir, muchos se llevan amistades e incluso amor, en nuestro caso, italianos y más italianos, no sé si es que nos superan en fe católica o fue coincidencia pero allí donde íbamos nos rodeaban, al bar de tapas, en la misa del peregrino, en la tienda de recuerdos… ¿será una señal? No lo sé pero Bello condividere questa esperienza, essere felice.

CAMINO DE SANTIAGO III

Salimos temprano, era nuestro penúltimo día de camino, los dolores eran mínimos y el tiempo nos acompañaba, hacía una temperatura perfecta para andar.

Los primeros 14 kilómetros hasta Arzúa se hicieron solos, estábamos rebosante de energía pero paramos hacer un acuarius y las agujetas hicieron presencia, parar se vuelve un error, nunca había detestando tanto descansar, levantarse de la silla significa notar cada uno de los músculos de mi cuerpo. Diez kilómetros más paramos a comer, había sido una mañana extraña, sin peregrinos, habíamos andado más de veinte kilómetros y apenas nos habíamos cruzado a nadie, el restaurante también estaba desierto y el dulce cocinero nos hizo lo que nuestros deseos pedían: un bocadillo enorme caliente de jamón del país con queso desecho. Tuve el error de sacarme las botas, tenía que curarme pero prolongue demasiado la libertad de mis pies y marcharnos fue un drama, mis pies creídos que ya estaban descansando, se hincharon, se enfriaron y ponerse en pie fue dolorosisímo. Los siguiente kilómetros los hice lentos, padecientes pero me había comprometido conmigo misma y lo quería hacer.

Llegamos a O Pedrouzo sobre las siete de la tarde, muy, muy, muy cansadas, con más de 33 kilómetros en nuestras espaldas pero muy orgullosas. El amable dueño de PR Una Estrella Dorada me dio hielo para mis pies y nos ofreció la habitación más maravillosa del mundo, al menos en ese momento me lo pareció. Lo indispensable depende de la necesidad, el resto…sobra.

La mañana siguiente, fue renovadora, nos encontrábamos bien y el sentimiento de orgullo era incluso mayor. cargamos la mochilas para nuestro último día de camino, se mezclaban mariposas estomacales de emoción, nervios, ganas de llegar pero también nostalgia de lo que habíamos pasado. Fue el camino más feo que habíamos hecho pero la emoción se notaba en el ambiente, en cada peregrino que nos cruzábamos, hoy llegamos.

Llegar a la plaza del Obradoiro fue extraño, satisfechas por el recorrido hecho, dejábamos atrás cinco días intensos, ¿habíamos aprovechado?, ¿habíamos cambiado?, ¿los habíamos vivido suficiente?  Aquí había acabado…

¿YouTube?

¡Hola lectores! Hoy declaro abiertamente que os habéis convertido en mi vía de escape. Desde mi humilde mesa blanca redonda de IKEA pero con todo mi corazón os doy las gracias.

Cuento más de treinta primaveras, es esa edad a la que tanto deseaba llegar cuando era peque y ahora que estoy en ella me doy cuenta de que es la mar de indefinida. Para muchos sigo siendo una cría, no se cortan en decírmelo y no por demostrar más o menos madurez sino por mi falta de años respecto a ellos. Todo lo contrario me sucede cuando paso por un parque y una vocecita dice: “Señora, me pasa la pelota”,”¿Perdona, yo?” incrédula, me da por mirar a mi alrededor. y comprender que SÍ, no hay nadie más en veinte metros a la redonda. Roja como un tomate, torpemente le pasó la pelota al pequeñín.
Como a todos me han sucedido muchísimas cosas, algunas me he atrevido a exponer, les he sabido encontrar la puntilla o simplemente eran la cara divertida o reflexiva de mi versión, muchas otras se quedan en mi cajita del tesoro y saldrán en forma de sueños escritos.
Hoy por hoy me siento enterada, como el sol que sale de pronto por la mañana e ilumina la habitación, no por mi edad sino porque van pasando lo años y lo único que comprendo de verdad es todo lo mucho que tengo que aprender aún. Me vuelvo a sentir niña con la ilusión de un día de reyes, con las ganas de saber qué pasará mañana y la serenidad para disfrutar el ahora de corazón, sin juzgar y sin miedo.

Cuenta atrás…

https://www.youtube.com/channel/UCqIxaTl_6jvLDTUcBcwkZnw

Processed with MOLDIV
Thesweetwords.com

 

Blog de WordPress.com.

Subir ↑