Lo siento pero hay cerebro en mi cabeza 

Sabéis bien que soy una come coco, no del resto de personas, únicamente del mío sino porque tendría un blog escrito con el subtítulo “soy responsable de lo que digo, no de lo que tú entiendes”. Siempre me planteo un más allá de las cosas o una explicación, un simple: <no lo pensé>, <no me di cuenta>, no me sirve, sin embargo también creo que no todo el mundo es capaz de verse a sí mismo o de atreverse a conocerse a sí mismo. 

Dicen que hay que elegir entre: saberlo todo o ser feliz y a pesar de lo que creo, suscribo tal frase porque somos imperfectos, es imposible saberlo y entenderlo todo y a veces hay que dejar la mente en blanco y dejarte llevar.

Cuando un niño hace bulling en el colegio hay mucha ausencia detrás o cuando hay una infidelidad hay carencias o ¿es que sólo es mala persona? Pues yo estoy segura que algo hay, lo quieran ver o no pero a veces no hace falta saberlo. Que cada uno se ocupe de sus mochilas, los que vemos que las tenemos. 

Instagram @thesweetwords_l.a

Email thesweetwordss@gmail.com

  

Hoy SI va por ti

Hoy traigo un post dedicado a ti, a quien se le remueven las tripas leyendo mis frases, para bien o para mal. Cree un blog hace más de diez años para desahogarme, han habido subidas y bajadas, más ganas de escribir y menos pero hace ya tres años que inauguré el que estáis leyendo y hace más de dos que tengo mi propio dominio y ¿qué busco? Pues lo mismo que cuando salgo en bici o andar con mi música: evadirme del mundo y ser feliz, quitarme todos los juicios, prejuicios, tensiones, presiones, ataduras, manías y miedos y hablar de lo que pienso y siento. No pretendo decirle nada a nadie, lo dije desde el primer día: me hago responsable de lo que digo, no de lo que tú sientes y aunque esto me ha traído consecuencias, nunca he escrito nada para hacer daño a nadie, los sentimientos son como son, como vienen en cada momento y como sabemos procesarlo en ese instante.
Aquí no finjo, aquí no quedo bien con nadie, no espero nada, no busco nada solo escribir y ser libre, es cuando más libre soy… de hecho es cómo pretendo tomarme la vida aunque a veces cuesta de entender, libre… asusta decir eso “libre” en un mundo como este, que todo es mentira, que hasta la libertad está controlada; yo pienso que cada ser es único y tiene derecho a desarrollarse, a vivir como siente tal y como es, sin hacer daño a los demás al igual que pienso que cada persona siente como sabe, como puede y como lo está pasando en ese momento. Todo evoluciona, de todo se aprende y quizás en otro momento sabrás hacerlo de otra manera, perdónate.

Yo me visto llorando por unos zapatos en una tienda y quedarme helada sin decir nada ni hacer nada al irse la persona que más amaba pero ahora años después soy incapaz de acordarme de los zapatos que eran aunque sí de la sensación de vacío y me acuerdo de quien perdí y sobretodo del no ser capaz de expresarme y aún fue más horrible.

No te engañes tú finjes tanto como yo, tu intentas quedar bien tanto o más que yo, ya no por engaño sino por educación y porqué no decirlo: por supervivencia, nadie puede vivir en guerra eternamente pero no olvidemos que del caos es donde nace el orden y eso es mi cabeza un pequeño caos que ordeno entre letras… y no nos engañemos vivimos es una sociedad que ya ha decidido lo que está bien y lo que está mal independientemente de los sentimientos y eso hace que la realidad sea tan superficial como un pelo negro y largo de un señor de 90 años. Lo divertido de esto es que no todos somos esquemas, ni sumas perfectas… la vida es otra cosa…
Empatices o no con mis letras, incluso si estas totalmente en contra: gracias por leerme, repito: no pretendo decir nada a nadie, aquí dejo libre mi imaginación, mis pensamientos e incluso mis pasiones y fantasías, gracias por respetarme aunque no pensemos igual y sobretodo por darme la libertad de ser yo. Gracias y si algún día te he podido acompañar, me alegra el alma.

Per molts anys mami. T’estimo.

Singulares

Todos tenemos cosas curiosas, raras, diferente que nos caracterizan como persona, cosas únicas o pequeñas manías que compartes con unos pocos, que te hacen ser tu, un ser único en el planeta.
Os voy a descubrir algunas de las mías y pensad que “haces, que tienes tú” que crea tu propia marca:

@thesweetwords_l.a:

Me encanta achuchar brazos.
Tengo la barriga domable, la puedo poner de flaca a embarazada en segundos.
Como más zanahorias que un conejo con antojos.
Me cambie el apellido hace más de diez años.
Me apasiona mirar por la ventana, ver a la gente, imaginarme sus vidas…
Tengo dos tattos con mucho significado y espero hacerme más cuanto toque…
Me gusta la lechuga un poco revenida.
No soporto que me toquen el ombligo.
Nací con el pelo negro y liso y ahora soy más rubia (sin tintes) y con el pelo ondulado.
Tengo una mancha de nacimiento en toda la pierna izquierda.
No como carne.
Cada día, cada día de mi vida como chocolate, negro, con leche, sólo, en natillas, con galletas…
soy malísima en deportes de competición pero no soporto perder.
Soy tan intensa que a veces me duele el corazón, literalmente, lo noto.
Adoro hacer sorpresas y me aterra que me las hagan pero la vez, las quiero…
Odio a la gente que trata mal a los demás(del modo que sea), me entra mucha rabia interior, sale la justiciera que llevo dentro. Todos somos únicos, respetables y con los mismos derechos.
Tengo un olfato privilegiado o desafortunado pero muy intenso, he tenido arcadas en según qué sitios e incluso me enamorado por un olor.
Adoro el helado y detesto el bizcocho.
Llevo 4 pendientes.
Me dan miedo las palomas y pánico total, los petardos.
No sé cuidar una planta, se suicidan ante mi presencia.
Me encanta sacar la niña que llevo dentro pero que me tomen en serio también.
Me gusta mi culo, todo el mundo alaga mis ojos pero yo no.
Me gustan los ojos marrones, color coca-cola, miel, madera, casi negros…
Me río al 98% y lloro al 97%, ya digo, soy intensa… El 2% y 3% restante estoy en paz.

¿qué singularidades tienes tu?